Connect with us

La Poesia

12+1 series no famosas a recomendar.

Artículo

12+1 series no famosas a recomendar.

Por Pablo Rompe.

¡Feliz año nuevo mis seriefilos amigos! Llega 2018, un año con rima, un año con muchos nuevos estrenos. Pero cuando termina un año en el calendario que nos dijeron que usemos, antes de hacer proyección al futuro y empezar a prometeros cosas para el nuevo año que no cumpliréis, primero hay que hacer una reflexión de lo que ha sido el año, por lo general eso suele ser deprimente, y si no, enhorabuena, pero que te jodan. Y este año, teniendo en cuenta que vivimos la época dorada de las series ha sido un año magnifico para los amantes de las series como yo, El cuento de la criada, Stranger Things, The leftovers, Peaky Blinders, Dark,  etc, y más clásicas, Juego de tronos, Mr. Robot, Ray Donovan, Fargo, Sherlock, Black Mirror etc, pero no he venido aquí a hablar de las series que todo el mundo conoce, o les suena, si no de las menos conocidas que han pasado desapercibida para el público masivo, (aunque no para la crítica), y que es un desperdicio que no veáis porque tienen mucha calidad aunque no tanta publicidad en las redes sociales o plataformas visuales. Me ha costado hacer una selección final, lo admito, pero aquí creo que están las 12 +1 series, doce meses, doce series (más una, porque me van los números impares) no famosas que más me han gustado. ¿Empezamos? Empezamos, aquí vienen las uvas de las series.

1. Better things.

Pamela Adlon crea junto a Louis C.K. una serie sobre lo cotidiano desde el punto de vista de una mujer actriz, dobladora de dibujos, madre de tres hijas algo rebeldes, e hija de una madre algo peculiar. Pamela Adlon protagoniza esta serie que narra sobre la vida desde un patetismo real y necesario. Incomoda, cínica, con mala leche, pero no hay un capítulo en el que no acabe con una sonrisa en la boca, porque esta serie no sólo tiene unos tintes realistas y crudas sobre las relaciones, también te roban el corazón con su dulzura estas tres generaciones de mujeres que la protagonizan. Primera serie de FX protagonizada por una mujer, la falocracia llega a su fin en esta cadena de la mano de Sam Fox (Pamela Adlon).

 

2. The sinner.

Seguimos con protagonistas femeninas en este caso de la mano de Jessica Biel, protagonista y protagonista de esta mini serie sobre una mujer con una vida aparentemente sencilla, con hijo y marido, que vive apaciblemente en una casa en el campo al lado de la casa de sus suegros donde cena cada noche, hasta que un día (Sin hacer spoilers en la medida de lo posible) comete un crimen delante de todo el mundo. La serie se centra en la relación entre un investigador (Bill Pullman) que quiere ayudar a la protagonista a resolver la razón (que ni ella misma conoce) de porque ha cometido el crimen. Una serie de suspense y que indaga en los efectos de los traumas en las personas.

 

3. Jean Claude Van Johnson.

Vale, aquí me vais a matar, sé que esto no le va a gustar a todo el mundo, que es una recomendación de lo más personal, para fans de Jean Claude Van Damme, o para fans de la parodia mezclada con acción, porque esta difuminación de realidad y ficción narra un mundo donde Jean Claude a parte de ser una estrella del cine ya muerta cuya luz solo ven algunos fans a lo lejos, en plena decadencia vamos,  es también un agente secreto que se encarga de las misiones más difíciles y controvertidas alrededor del mundo. “Quizás has visto ‘Timecop’, es como ‘Looper’, la de Bruce Willis, pero un millón de veces mejor”. No para de repetir el protagonista de esta serie de tic irónico, humor autoparódico, y mucha acción en la vida de un espía que está también oxidado y que tiene que volver a aprender a desenvolverse en las misiones que no para de fastidiar con su torpeza, y que tiene que volver a aprender a hacer su truco más especial, abrirse de piernas hasta límites inhumanos.

4. Big Little lies.

Esta serie puede que tenga trampa porque tiene cierta fama, pero sin duda es una de las mejores series que he visto este año. Esta serie me enganchó desde el principio, la primera apariencia puede engañar ya que narra de la vida de un grupo de mujeres que parece que tienen la vida que quieren, acomodadas en un estatus social alto, pero desde el primer capítulo con un flasfoward ya te intriga sobre un caso a resolver en el futuro. Pero esta serie tiene muchas más cosas que intriga y bonitas casas, esta serie va de mujeres luchando contra todo lo que tiene que luchar una mujer en la vida real en muchos casos, esta serie va de personajes (mención especial para Nicole Kidman), que se desgarran hasta llegar al corazón del espectador, esta serie va sobre lo que hay más allá de las pequeñas mentiras que contamos  o nos contamos a nosotros mismos.

5. Dear white people.

Una experiencia visual sobre el racismo. “Dear white people” así de desafiante comienza el programa de radio de Sam, una chica de color que narra con ironía y humor las controversias en una universidad donde los blancos hacen fiestas para disfrazarse de negros, unos asienten, otros se escandalizan. Esta serie narra la historia de varios personajes, narrado cada capítulo desde la perspectiva de cada protagonista cumple todos los campos de la vida de un/a universitario/a, mezclados  la discriminación racial, con la importancia del vocabulario, y con un humor mordaz.

 

6. 7. This is us.

Una serie honesta, cruda y dramática pero que no pierde para nada en el guion el sentido del humor. Esta serie narra la historia de una familia, los Pearson, desde el presente, con los hijos ya rozando los cuarenta, y desde el pasado, pasando por toda su infancia, y en cada capítulo te cuenta los acontecimientos que en la niñez les hicieron ser como son ahora. Esta no es una serie épica, no hay grandes traiciones, ni batallas, pero si grandes giros argumentales que te enganchan con la intriga que suelen suponer esos cambios bruscos en la historia. Es una serie sobre sentimientos, sobre relaciones familiares,  es una serie tierna, yo hay veces que la veo y me dan ganas de formar una familia, si, yo, pero es una montaña rusa de emociones esta serie, por lo que luego se va, y viene y así. Un acontecimiento que envuelve la trama y lleno de misterio y unos personajes con los que te encariñaras a pesar de sus defectos reales, como la vida misma, vamos. (Aunque espero que la vuestra sin tanto drama).

 

7. Master of none.

Bueno, vale ya de tanto drama, vamos a reírnos un poco. El maestro de la nada, si traducimos el titulo, no es una comedia al uso, no es una sitcom, es una comedia sin pretensiones, simplemente cuenta la historia de Dev (Aziz Ansari, el gran Tom de Parks and Recreation), un aspirante a actor indio que intenta salir adelante en su carrera y en su vida amorosa rodeado de un grupo de amigos pintorescos. La serie trata temas como sus raíces, el amor en los tiempos modernos, relaciones de amistades, metas, derrotas y victorias, desde la perspectiva de un treintañero en busca de la felicidad. Como nosotres vamos, una serie muy realista y graciosa, ágil, capaz de tratar temas serios con un humor fino y afilado, y de hacer que te encariñes con los personajes.

 

8. Easy. 

Que me van las series sobre relaciones, al fin y al cabo eso nos mueve en el día a día, por mucho que a veces queramos estar solos, somos animales sociales, nos necesitamos, esta serie va sobre eso, sobre relaciones, por lo general amorosas, que también nos mueven igual, cada capítulo narra una historia diferente desde diferentes puntos de vista de los protagonistas de la serie, es una serie fácil de ver, valga la redundancia,  porque sobre todo es sencillo identificarse con los personajes, podrías ser tú, una compañera de trabajo, un colega. Divertida e introspectiva.

 

9. Insecure.

La serie de Issa Rae, con un estilo muy similar a la serie Girls, ella, como Lena Dunham, protagoniza, produce, escribe y crea esta serie sobre las inseguridades de la vida de una chica de color, que vive con su pareja y es trabajadora social. Los factores culturales y de raza son importantes en la serie, pero no limitan el argumento de la serie, una serie sobre tomar decisiones sin red, sobre joderla, sobre intentar vivir con ello, y a la vez trata temas también importantes sociales como la brecha salarial entre hombres y mujeres o la segregación de las minorías en las escuelas. Graciosa y cruda. Una serie valiente donde las haya.

 

 

10. Taboo.

Volvemos al drama y al suspense de la mano de uno de los pocos hombres que no echaría de mi cama, Tom Hardy. Una serie creada por el propio Tom, ambientada en 1814 en Inglaterra, narra la historia de James Delaney al que se le dio por muerto y vuelve de África envuelto en un halo de misterio para el entierro de su padre y para reclamar unas tierras que se disputan varios países y empresas. Misterio, temas tabú como el propio nombre de la serie indica, una serie visceral, no es el típico drama de Inglaterra, es mas desgarradora y rompe con los establecido. El hombre duro pero sensible que casi gruñe más que habla y cuyos gestos hablan más que sus palabras en una ciudad donde casi todo el mundo le quiere muerto. Una serie intrigante y ambiciosa.

 

11. Future man.

Hay veces que tu cabeza necesita desconectar de los problemas reales, y para eso existen este tipo de series, Future man es una serie que simplemente te hace reír, eso sí, bajo la lupa de una historia apocalíptica, un poco como El último hombre en la tierra, pero en este caso narra la historia de Josh Futterman, (Josh Hutcherson de los juegos del hambre) que es un chaval de casi treinta años que trabaja de conserje en un laboratorio y cuya única cualidad es jugar bien a los videojuegos, y cuando es el único en la tierra que se pasa un juego que narra la historia sobre unos seres biónicos que dominan la tierra en el futuro, aparecen los dos protagonistas del futuro para saber quien es el elegido que les salvará de un futuro aterrador que le espera a la mitad de la humanidad. Una serie cuyo humor sorprende, épica y divertida, viajes en el tiempo, referencias pop y de cine por doquier, muy atrevida y gamberra que te hace explotar a carcajadas sin perder el eje de la misión, salvar el mundo.

 

12. Mindhunter

Una de las series más interesantes por su progreso narrativo, una serie de a fuego lento que cuenta la historia inspirada en casos reales y personajes reales, sobre el florecimiento a finales de los años 70, de un nuevo tipo de psicología criminal, que permite un acotado perfil del asesino a partir de la escena del crimen y la información disponible. Una serie sobre sus impulsores y de como les afectaba esas entrevistas con tales personajes, un viaje a la mente del agresor en busca del descubrimiento.

 

13. Top of the lake.

Y aquí viene la serie propina, no podía faltar, ya os habéis tomado las doce uvas-series, pero esta es imprescindible, rompamos tabús de mala suerte y probemos esta última, la trece.

Top of the lake es una serie filmada y ambientada en Nueva Zelanda (la primera temporada, la segunda en Australia), protagonizada por la gran Elisabeth Moss (El cuento de la criada y Mad men), que empieza con la desaparición de una niña de doce años embarazada. La detective Robin vuelve a su pueblo natal (Laketop) para resolver el caso y averiguar quien dejó embarazada a una niña de doce años. Una serie narrativa, inquietante y oscura, cuenta la historia de esta detective con un pasado muy jodido oculto que hace que el caso sin duda le afecte personalmente, mientras intenta descubrir el caso primero en el pequeño pueblo de Laketop en la primera temporada, un pueblo machista y bastante paleto, y en cuyo trabajo lleno también de policías que no le apoyan precisamente por ser mujer, tiene que luchar contra todos esos elementos y a la vez con sus luchas internas. La segunda temporada se centra unos años después en Australia con la aparición de una chica china muerta en una maleta, y que tiene como tramas temas peliagudos como los vientres de alquiler y la prostitución, una serie sobre la lucha de las mujeres en una sociedad violentamente heteropatriarcal. Un gran personaje principal, tremendamente currado y una historia que toca dentro y  feminista, sin duda una de las mejores series del año.

Y hasta aquí las recomendaciones para este año que entra, este año vendrán más series, pero antes de que empiecen tenéis material para pasar el rato y disfrutar de unas series narrativamente impresionantes, espero que os gusten mis recomendaciones y si no, ya sabéis, mi serie fetiche en humor siempre será Parks and recreation. Esa nunca me falla.

Continue Reading

Escritor, seriefilo y parlanchín de los escenarios, lo tengo todo vamos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Artículo

To Top