Connect with us

La Poesia

“OLEAJES EN LA MAR ESPIRITUAL”

Artículo

“OLEAJES EN LA MAR ESPIRITUAL”

Reseña literaria de Carlos Benítez Villodres sobre el poemario TEMPO de Isabel Rezmo

Isabel Rezmo
Editorial Nazarí. Granada (España), págs. 114

Carlos Benítez Villodres
Málaga (España)

Los poemas escritos en Tempo están creados con una sensibilidad suma, sin límites, entendiendo por sensibilidad del poeta la pulcritud o afinamiento de su gusto por la belleza. Una belleza que engloba, en este poemario, la fe, la meditación, las creencias, las dudas, el camino a seguir y el horizonte como meta que hemos de llegar… Este perfeccionamiento siempre es cultivado por Isabel, pero resalta o sobresale aún más en su orbe interno, es decir, se hace más selectivo, cuando se dedica, desde sus convicciones y valores, sentimientos y vivencias…, a la creación de sus poemas. Este esmero extremado conlleva, al fundirse con la sencillez de su proceder creativo, el poder de atraer y sorprender y complacer la sensibilidad de sus lectores.
La sensibilidad del poeta, calificada de inteligente y recreadora, y frutecida gracias a la reflexión madura, es la que le hace sentir tan vivazmente las ideas y los pensamientos, los recuerdos y las imágenes… que revolotean por su mente hasta que escogen una palabra, una oración… y se posan. La sensibilidad, pues, humedece la semilla; elabora miel para el intelecto; busca señuelos en la palabra; atrapa ideas y sentimientos; aprende a nadar en lo profundo… Ella es la cultivadora y a la vez catadora del vino de la vida. La misma que no quiere ser ola y llegar a una orilla cualquiera, donde la inspiración desaparece. En Tempo, Isabel Rezmo nos ofrece una poesía de gran sensibilidad, donde el contacto con le espíritu, con la espiritualidad y con la humildad son la materia prima de una poética madura y reflexiva.
Ciertamente, es la expresión poética en sí quien define la carga poética, quien avala, como lo más puro en la poesía, la íntima musicalidad y la trascendencia expresiva del lexema más allá de su habitual sentido semántico. La poesía de Isabel es, pues, vehículo de un mundo interior. Por ello, como cada obra poética es fruto de una experiencia intuitiva y personal no se puede heredar ni transmitir Esta representa el pulso de la sensibilidad de una persona (la poeta) y de una sociedad en crisis de principios, de valores, de amor a los demás hermanos que caminan con nosotros hacia el futuro, reflejando, en gran medida, la pervivencia del espíritu de la raza humana.
Con este libro, editado por la prestigiosa y reconocida Editorial Nazarí en su colección “Daraxa”, Isabel está consiguiendo el éxito más radiante y frutecido. Si profundizamos en el contenido poético de Tempo, presto averiguaremos lo que trata la poeta en el “corpus libri” de esta sublime obra poética. Ya el título nos pone al principio del camino que recorrió Isabel para crear este poemario sumamente purista.
La palabra de la que se sirve la poeta ubetense en su obra no es aquella tipificada como definitoria o explicativa, ni como manifestadora de lo comunicable, sino aquella otra que al trabajarla tan sabia, enigmática y prodigiosamente consigue, gracias a su labor sobre ella, exponer aquello que es ciertamente inexpresable o difícil de revelar. Esta palabra sólo fluye de los manantiales del don poético, y no todos aquellos seres humanos, a los que la sociedad llama poetas, han sido elegidos por los hados para hacerles entrega de este singular regalo
Tempo es una obra de arte viva. Un poemario que, mientras lo leemos, va esparciendo por nuestra psique esa fragancia de generosidad y comprensión, de entrega e ilusiones que caracterizan a la flor de la vida y del amor y todo cuanto estos conllevan. He llegado a esta conclusión, porque Tempo fue creado desde el amor y con amor. “Toda obra de arte, refiere André Malraux, está muerta cuando se le priva del amor”. Y Tempo en sus entrañas amor, mucho amor, el más noble e inmaculado de todos los sentimientos positivos, porque su esencia, su soplo de vida es amor, firmeza y templanza.
Comienza su andadura este poemario con un exordio titulado Tempo del poeta ojeneto Francisco Espada Villarrubia. En él, el prologuista nos dice, entre otras muchas ideas, reflexiones y razonamientos…: “Como buena composición poética, está vinculada a la música, no solo por el título, sino también por la estructura y todo cuanto se concita en cada uno de sus poemas, en cada uno de sus versos”.
Los 74 poemas que componen este extraordinario libro, 68 son versales y 6 fueron escritos con una frondosa y bella prosa poética. Todos los poemas son monoestróficos y sus únicas estrofas son heterométricas: “Dibujar caminos de oración, / vergel de madreselva, / suspiros. / Elevarse hasta el silencio, / caminar al paso litúrgico / de las mareas, con suavidad, / proteger el manto”. // (Del poema “Tránsito”). Este tipo de poemas, sin rima ni métrica, es una constante en esta obra de Isabel. La riqueza léxica, el ritmo y la musicalidad, la connotación de las palabras, la polisemia, el empleo de figuras literarias, la búsqueda de asombro o extrañeza…, todo enriquece a los poemas y, en definitiva, al lector.
Nuestra poeta ubetense dividió su poemario en 5 secciones o capítulos: 1) ¿Dónde? (20 poemas). 2) Crujir una rama como el viento dormido y sopesar el “Tempo” como crisálidas (21 poemas). 3) La virtud es un desierto, una balanza que escurre entre los dedos (28 poemas). 4) Trance (5 poemas sin título). 5) Epílogo.
En el Epílogo nos refiere Isabel Rezmo: “Situarse (el lector) en un espacio físico concreto, para intentar entender una visión más cercana sobre la muerte, sobre Dios, sobre el alma, sobre el mundo. Tempo es el resultado de la rutina diaria dentro de un monasterio. Poner en tela de juicio durante días nuestras creencias y nuestra visión de la sociedad, a través de la observación y la reflexión de una comunidad de monjes a través de sus ejercicios, rezos y devenir diario”. Según lo manifestado por la poeta, en el siguiente poema, tenemos una de las varias claves que dispuso Isabel para engendrar esta creación literaria: “Un solo dedo en los labios, / donde arrastrar los matices. / Plegarias sin voz, / silencio en el verbo. / Armas de esperanza, / destellos en las sombras”. // (Del poema “Rezos”). O en este otro en el que nos refiere la creadora de Tempo: “Mi religión, la pobreza, / mi saliva, mi plegaria. / El mundo, mi ermita. / Monasterio diurno, el Creador de la paciencia. / Humilde… humilde traslación hacia mi cueva. / Más allá, más allá. / En el segundo”. // (Del poema “Más allá, más allá”).
Recibe, pues, Isabel mi enhorabuena más cálida y afectuosa por esta obra lírica, tan sublime como impactante, y mi gratitud más entusiasta y luminosa por donarme este libro, una joya poética con una hondura, exquisitez y calidad líricas que impresionan. Oigo tu voz, admirada poeta, “No ha llegado el día de convertir / lo blanco en una sombra. /. Yo soy un porqué que no tiene línea / descendiente, entre los imperativos / legales a la levedad del ser”. // (Del poema “Per se…”).
Poesía la tuya de ancho aliento, de verso derramado, muy auténtica, muy sincera, brotada del oleaje de la vida y por él bañada. Tus poemas tienen una intensidad expresiva en constante ascensión, una belleza que sorprende, que atrae, un sincronismo sinfónico absolutamente cálido y penetrante y una tensión poética que proporciona al lector los estímulos vitales en sus esencias y matizaciones para seguir caminando.
Tu poesía, amiga mía, dejará su impronta en el lector de hoy y de mañana.
Es aconsejable la lectura de Tempo, ya que el lector, además de descubrir en este libro una poesía de una calidad sublime, sentirá, al leerlo, un deleite y una satisfacción y un encontrarse consigo mismo…, difícil de hallar en cualquier otra obra poética actual.

Publicado en la revista literaria Poemas en Añil

Revista Bimensual junio/julio 2018

Podéis encontrar Tempo en la web:

http://www.editorialnazari.com/es/18-esp/catalogo/1471-tempo.html

o mandar mensaje privado a isabelrezmo@gmail.com

Poeta. Prologuista. Talleres. Reseñas. Correcciones Isabel Rezmo, (Úbeda, 1975) Poeta, formadora, maestra, gestora cultural y prologuista. Miembro de varias asociaciones de escritores. Dirige y presenta el programa de radio "Poesía y Más" en Onda Úbeda; y colabora en la emisora universitaria en Jaén UNIRADIO en el programa "Desde Jayjan" del poeta Manolo Ochando. Realiza talleres de iniciación a la poesía en Ed. Primaria y Secundaria; y colabora en varias revistas digitales nacionales e internacionales. Coordinadora de los Encuentros Internacionales de Poesía que se celebran en Úbeda en el mes de junio. Sus versos han sido traducidos al rumano, armenio, inglés, hebreo, italiano catalán, portuguésy ruso en varios blogs y revistas literarias. email: isabelrezmo@gmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Artículo

To Top