Connect with us

La Poesia

Artículo

The leftovers.

LAS SERIES SON LA NUEVA DROGA.

 

Me llamo Pablo, algunos me conocen por Pablo Rompe, el chico que escribió <<Mataré a todos tus ex por ti>>, o el chico que se sube en La tertulia y cuenta sus pequeñas tragedias de forma cómica o que hace el tonto en los escenarios, pero también es el chico que recomienda series en sus redes sociales ¿Por qué?

Es fácil, si algo me ha atraído de la escritura toda mi vida es el proceso, todo el tejemaneje de redes argumentales y de creación de personajes que crea una historia que canta para que el lector o espectador escuche el canto de la persona que desde su interior ha creado algo ya sea sacado del ámbito personal o de ficción o mezclado pero lo ha creado de la nada, y a mí eso desde pequeño fue lo que me hizo querer escribir, el big bang creativo es la droga que debe enganchar a alguien que escribe. Nada más.

Por eso en esta sección se hablarán de historias que me fascinan, por lo general llevadas a la pantalla ya sea en serie o film, porque cuando era pequeño y el tutor de mi clase me preguntó que quería ser de mayor mi respuesta fue: Quiero contar historias y verlas en el cine. Aún no vivíamos en la época dorada de las series claro, pero pilláis el mensaje ¿No?

Bueno, pues esta es la introducción – presentación de lo que será mi sección y de por qué, puede que más adelante me explaye más, pero hoy vamos a empezar con la primera serie que recomendar, y la elegida no podía ser otra que la sufridora y a la vez esperanzadora: The Leftovers.

 

LAS PIEZAS DE THE LEFTOVERS.

 

La premisa de la serie es más sencilla que su contenido, advierto, el 2% de la población desaparece, de repente ya no están, tu vecino, tu amante, tu hermano, quien te vende la fruta, de repente desaparecen, sin ninguna explicación, para que os hagáis una idea, 140 millones de personas se volatilizan, así quizá impresione más, la serie comienza tres años después de lo que llaman la “ascensión” en un pequeño pueblo de nueva york y con la historia de sus habitantes de los que hablaremos más adelante, primero hablemos del argumento, del porque esta serie me marcó, siempre me han gustado las historias que van de las personas, de cómo reaccionan las personas a según que situaciones, y aquí en esta historia (más adelante os hablaré de su origen literario) lo importante son los personajes, no el suceso, eso es importante que lo entendáis, os salvo de 28 capítulos si lo que os interesa es averiguar que ha pasado, y tranquilos, no hago spoiler, no digo ni que sí ni que no tenga respuestas la serie, solo digo que lo importante de este tablero son las piezas, como siempre debería ser, (bajo mi humilde punto de vista), aquí cada parte del puzle contiene una historia dentro, una historia de sufrimiento porque tienen que vivir con la perdida de algo que no entienden, y ahí es donde la serie entra en otro tema interesante, la fe de esas personas para agarrarse a un consuelo, es algo normal ¿No? La gente cree en las religiones para aferrarse algo, pero esta vez es distinto, esta vez no hay una explicación bíblica, no están, no saben si van a volver, y los personajes tienen que seguir sus vidas pero no pueden, no les deja el dolor, ese es otro punto de la serie, no consiguen dejar el dolor atrás y aunque crean que lo tienen controlado la pena siempre emerge de cada personaje por algún lado porque vivir en un mundo en el que la gente puede desaparecer mientras hablas con esa persona o incluso haces el amor o mientras discutes, es perturbador, inquietante, y puede que irreparable.

Y ahí es donde la empatía salta a escena, esta serie te enseña (si quieres) a empatizar, cada personaje tiene su lucha interior, cada cara tiene su tormento dentro y todos son tan diferentes que lo único que les une es el dolor, y puede que cuando un capítulo te narre la historia de alguien tan diferente a ti, alguien con fe, alguien sin fe, alguien que no olvida, alguien que intenta olvidar, alguien que se vuelve loco, lo entiendes, abrazas ese sentimiento que derraman en cada gesto en cada mirada y en cada frase y lo haces tuyo, y ahí está la magia, observas desde tu confortable sofá una historia que alguien ha creado y la haces tuya, la sientes por dentro y aprendes algo, o lo descubres más bien y lo metes dentro de ti, y eso amigxs míos, es la esencia de The leftovers.

 

YO TE CREO NORA DURST.

 

Y vamos a ponerles nombre a los personajes de esta historia ¿No? Sin ellos no existe, por lo que vayamos a ello.

El tronco principal del árbol lo encontramos en dos personajes que se necesitaban el uno al otro, tenemos a Kevin Garvey Jr., el jefe de policía del pequeño pueblo de Mapleton, su trauma sin anunciar spoilers se origina en la ruptura de su matrimonio tras la ascensión y en mantener la cordura y la estabilidad en un mundo que se vuelve loco, junto a él y por otro lado tenemos a nuestra querida Nora Durst (Interpretada a la perfección por Carrie Coon), digo querida porque es mi personaje favorito, la que más ha sufrido sin duda, trabaja para el gobierno buscando a estafadores que se quieren aprovechar de la marcha prematura como también la llaman para su beneficio propio, pero lo importante en la trama de Nora no es sólo eso, y aquí viene lo fuerte, ella ha perdido a toda su familia, a sus dos hijos y a su marido en la cocina de su casa, ella eleva el sufrimiento de la serie al máximo exponente, pero es la más fuerte, su personaje es también la esencia de la serie, la lucha entre seguir adelante vs aferrarte a un mínimo de esperanza de que vuelvan, entre los dos crece una historia de amor que centra casi toda la trama, para mí ellos dos son la clave, se necesitan pero antes tienen que desprenderse de esa mochila pesada que llevan, y no es fácil luchar contra tal Goliat, sobre todo si no sabes si quieres quitártela porque en el sufrimiento están esas personas que amas y anhelas, o esa vida que tenías, esa familia que en ambos casos de forma diferente perdieron, por eso se necesitan, para ser una familia, solo diré una cosa más sobre ellos que solo comprenderéis al final de la serie, en los últimos segundos y que no es ningún spoiler lo prometo, YO TE CREO NORA DURST.

Los demás personajes también son importantes y necesarios, básicos y preciosos a su manera, tenemos al hermano de Nora, Matt que es el cura del pueblo y que intenta siempre con la fe recuperar el espíritu abandonado de la iglesia, tenemos a Laurie Garvey que es la ex mujer de Kevin, que después de la marcha prematura ingresa en una secta (que es otra trama principal de la serie) llamada “las culpables remanentes” que se encargan de recordarles al mundo de forma a veces muy crueles que la gente despareció, son un recordatorio constante de la marcha prematura y viven indignadxs porque la gente siga con sus vidas y son más peligrosxs de lo que parecen. Están los hijos de Kevin y Laurie, Jill y Tom, cuyos caminos se separan para cada uno descubrir su propio significado en este mundo, y ya bueno, personajes de la secta, como   Megan y Patti con un peso pesado en la serie.

Todos ellos forman un mural de distintos colores y relieves acompañados siempre por la música del genial Max Richter que envuelve cada escena con sus melodías y te hace trasladarte a esos escenarios (A veces mapleton, otras un pequeño pueblo llamado Miracle, otras Australia) y te hace formar parte de sus historias, no me digáis que no es mágico, la música, las interpretaciones perfectamente ejecutadas, la historia que narran, la profundidad de sus miedos, sus sufrimientos y sus esperanzas, de repente te evades y formas parte de ello, y eso aunque sea una serie y no sean las palabras las que te hagan crear un mundo en tu cabeza con las herramientas que te da el libro, también es literatura en cierta forma. Otro punto a favor de la serie amigxs.

 

THE LEFTOVERS.

 

Hay que añadir para concluir que uno de los éxitos de la narrativa de esta serie es que el creador del libro en el que la serie se inspiró, Tom Perrotta, escribió también la historia en la serie (Junto al creador de la misma Damon Lindelof) y la prosiguió más allá del libro, dándole un sentido a todo que a veces se pierde en muchas otras series, tres temporadas de 10, 10 y 8 capítulos respectivamente que te emocionan y te hacen levitar de donde estés aparcado visionándola, belleza y dureza juntas, lágrimas y sonrisas entrelazadas, la fe y la resignación peleando y conviviendo juntos, el amor y su fuerza sanadora, (Eso último me ha quedado cursi, pero es cierto), todo eso y mucho más esconde esta serie que tiene su encanto precisamente en no haber sido un hit a nivel de masas, pero sí de crítica y de adeptos como yo que han vivido algo más que una historia.

Por lo que os invito a vivirla también. Recuerden: The leftovers.

HASTA LA PRÓXIMA AMIGXS.

 

Creo que he dejado patente mi devoción por las buenas historias, algún día me gustaría escribir alguna que mereciera la pena ser leída, escuchada o vista, me da igual, pero una historia que llegue tanto como a mí me llegan algunas historias, nos veremos mensualmente e intentaré compartir con vosotros (Ya os tuteo ¿No?) mi pasión por este vicio, ¿Las series? No, las historias.

¡Hasta la próxima!

Continue Reading
You may also like...

Escritor, seriefilo y parlanchín de los escenarios, lo tengo todo vamos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Artículo

To Top