Connect with us

La Poesia

De la Slam a la Alhambra y lo verán “las columnas del cielo”.

Noticia

De la Slam a la Alhambra y lo verán “las columnas del cielo”.

Velada de febrero y de luna llena de buena poesía.

Ocho de la tarde, dos de febrero, tercera Velada cálida, llena y familiar como siempre en el local de Elvira; la calle que nos une cada mes entre estas paredes testigos de una luna siempre llena de recuerdos y de buena poesía.

El público bonito y abundante, va entrando y llenando la sala como un sendero se va llenando de flores. Alma y Violeta. dan las buenas noches sonriendo, trabajando desde que el primer pie pisa tierra; tickets, cervezas, suerte a los poetas, hielos, cubos, cambio… A la derecha Deborah y Antonio han montado una mesa de fanzines, bajo un flexo en la oscuridad cálida de la sala ordenan los poemas y guardan las chaquetas, como siempre colaborando en otro evento en familia.

Sergio Escribano y Jess Modlov el presentador, empiezan sus manos a la obra para que la noche sea perfecta, atienden a los que llegan, ayudan a las chicas, reciben a Fran y Fernando los chicos de sonido que con prisas coordinadas hacen que todo esté apunto de empezar, pues la Slam ya tiene todo lo que necesita; el público, los coordinadores, las cervezas bien servidas, el sonido y bueno por supuesto, los poetas que también aportamos vidilla al asunto. Jess Modlov, da sus buenas noches a todos los mortales e inmortales con su elegancia bohemia, su corbata roja, su poema de quema y su complicidad con el público, que ya guarda el silencio de respeto que caracteriza una Slam en Granada.

cof

 

El primer poeta que elige la mano inocente del azar para que abra la velada es Asfana, que desde Málaga viene a embelesarnos con su voz pausada y su paz en el escenario, para mecer un poema que dedica al abismo existencial e injusto de la inmigración. Este puño de letra clara, amor a la tierra, a la justicia y a la humanidad, gana 22 puntos y todos mis respetos una vez más, con esa sonrisa y esa generosidad de viajar para traer a la ciudad de Lorca sus versos y su presencia.

La siguiente compañera en recitarnos es Ménade, quien se ha estrenado en la Slam con 19 puntos, pero pasándose el tiempo baja a 17. Aún así, su voz y sus versos envuelven el silencio de un tiempo que pasa penalizado pero no por ello perdido.

El tercero en salir es Fernando Grieta, quien grita su canto a Europa, un bello llanto que nos transporta a la historia de una “vieja, triste y gorda Europa”. La serenidad de su voz, la claridad de sus versos como sus retinas miran a un publico deleitado que le da 25 puntos. El tiempo también olvidado por el poeta le quita dos, quedándose en 23.

El cuarto participante es Coehlo, pero afortunadamente Álvaro; quien se refiere al once, como las veces que oye el sonido de un cuerpo y a símbolos tan bellos que la potencia de sus versos y su delicadeza al recitarlos, le merecen 23 puntos. Otros 23 puntos decide el público darle al siguiente artista Maximetinu, quien hace una oda al patriarcado desde el hedonismo vital del goce de un crónico trueque de fluidos; símbolos tan humanos como la buena poesía sin censura.

La siguiente compañera es Lena Larios, cuya voz no encuentra el volumen adecuado al empezar, pero va tomando fuerza y seguridad demostrándonos que su poesía merece subir volumen, como el son de sus versos que nos hacen ver un baile de verdades con recursos líricos, que “después de tanto tiempo muerta de sed”, dice caer en la cuenta de que “todas las palabras tornan inútiles…” , pero las suyas nunca lo son y esta noche el público las ha envuelto con un 22.

El siguiente poeta de apellido poeta es Sergio Escribano, con su interpretación recitada sin papel en las manos y con versos envolventes de su memoria lírica al aire, que es silencio atento a una voz que hace cálida la sala, “qué rota está la integridad…cuánta mierda hay que tragar para echar alas y cuánto espacio hay que habitar al desplegarlas”, y así vuela el público en el espacio que su canto a la vida habita, y que al aterrizar deciden darle 23 puntos. Estando así. en cabeza y empate, con otros dos compañeros, haciéndose cada vez más reñida la velada.

Pero el empate en cabeza, lo rompe Rú, con su oda a voz en grito de soltura, pureza y arraigo a Granada, que la llama maravilla y que sus paisanos aplauden, se divierten con sus referencias y no dudan en levantar pizarras que suman 27 puntazos.

Las puntuaciones para el siguiente poeta, bajan en suma  pero a él, a  Jose Nebrada no debe importarle los números porque demuestra claramente que es de letras, de muy bonitas letras, él que dice ser” feminista hetero, hombre de raza blanca, que entierra su suicidio para florecer la vida”, ha dejado sin palabras a los que no teníamos pizarra y con un 22 en las manos de quienes las tenían.

La siguiente y última interpretación es la de Abel, quien cierra la primera ronda también con un 22 recitándole a febrero; mes en que dice construirse “una presa en cada párpado”, mes que “es el hielo que amanece sin derretir junto al bordillo”, y otras referencias azules que nos arropan en un invierno en el que los participantes más nuevos como él, demuestran cada velada más seguridad en el escenario y más belleza en el verso.

Aquí acaba la primera ronda, en la que quedan elegidos para la final los empatados Fernando Grieta, Sergio Escribano, Álvaro Coehlo y Maximetinu; los chicos del 23 y Rú con su sobresaliente 27.  No obstante, la final no asegura sus mejores intervenciones por parte de los poetas y los jurados lo han querido demostrar.

Álvaro Coehlo, se lleva de nuevo un 23, esta vez con un texto leído, una oda social llena de símbolos que tampoco sobresalen más que antes. Le sigue Maximetinu, quien hace un canto de átomos y abrazos, usando ya menos lenguaje provocador y  más belleza visual, como latidos del Universo que le hacen describir una melodía simétrica de lunas y danzas en veintiocho días fugaces. A pesar de ello, parece que el jurado esperaba más de él evaluándole con un 18.

Siguiente finalista Sergio Escribano, nos deleita con su poema que nos unifica en ” cada plaza de ceniza, en nada en los bolsillos porque somos de oro y plata”, y otras referencias a ser poesía, a ser pureza y a ser un siempre juego de voces y versos en tres minutos, que se nos quedan cortos como el 23 que le da el jurado.

Sigue la final con la intervención de Rú, que rompe la igualdad en puntuaciones hasta ahora, encantando a sus paisanos con una oda andaluza a nuestra correcta forma de hablar, tres minutos de verdades, de sarcasmo, entrega, y oportuno cierre con la conocida frase del escritor, filólogo y cómico Héctor de Miguel (Quequé): “porque hablar bien es lo único que nos diferencia de los hijos de puta”.

Pero para romper puntuaciones ya del todo, Fernando Grieta impregna el aire de versos cargados de recursos líricos poco comunes en su extrema juventud. Ya no grita su dolor sin perdonarlo, ahora su serenidad le lleva a un poema bien tirado, con la suavidad de quien olvida el grito y recuerda el algodón. Gritando su dolor en el momento de la ira y recitando historia en el momento del poema; Poema que en puntuaciones ha sido el ganador de esta velada, ya que ha obtenido 28 puntos, pero como a nosotros, a él también se le ha olvidado el tiempo, razón por la que ha sido penalizado con un punto menos, lo que le lleva a un empate con el segundo ganador en puntos Rú. Ambos deciden no competir entre ellos, hablan pocos segundos con Jess el presentador, que le coge un poco imprevista la decisión de los participantes y sabiendo ser compañero de los poetas y cómplice del público, lo cuenta por el  micro y toda la sala de acuerdo aplaude a los dos ganadores, que se funden en un abrazo que les lleva a la final de Slam Poetry Granada, y al Torneo de nuestra Gata Cattana en la Alhambra.

oznor

Así acaba la Velada, como siempre en abrazos y buenas noticias, con un micro abierto que nos da la oportunidad de recitar a los que no hemos participado, donde he reconocido al público que me ha encantado el nivel de los poetas y la asistencia que ya forma parte de esta etapa de nuestra vida, que es la SlamPoetry. Ahora a esperar ansiosa la final con mis compañeros y el Torneo de Gata Cattana donde nos veremos los finalistas y donde un año más “callarán las columnas del cielo” por ella, que nos dejó escrito que “nunca se fue, era solo un paréntesis” y es que sigue aquí, en cada acto y en cada rincón de esta Granada que la mece en el recuerdo y en el presente.

Foto tomada del Facebook de Ana Sforza (Gata Cattana) sin fuente citada, subida con su móvil.

Continue Reading
You may also like...

Sevillana de 29 años residente en Granada. Sociología por azar, poesía por inercia. Confiesa que para ella leer poesía es ”tomarse un café con la infancia del poeta”; y es que sus versos están impregnados de recuerdos. Tiende a lo transcendental, a lo introspectivo, aunar pasado y presente. Ha ganado varias veladas de Slam Poetry en 2017 (en Granada, Málaga y Sevilla); consiguiendo hacerse con la final de Sevilla, pudiendo así representar a su ciudad natal en la Slam Nacional del pasado año. La pasada primavera obtuvo también primer premio en la Batalla de poesía escénica organizada por Actos Poéticos en el Ateneo de Sevilla. No tiene preferencias a la hora de espacios donde recitar, habiendo debutado desde el FIP y el Ayuntamiento de Granada a encantadores locales donde encuentra el calor familiar de sus compañeros granadinos con los que no se cansa de compartir cartel y cervezas . Algunos de sus poemas aparecen en varios fanzines (los últimos a la venta "Las bicicletas amarillas"y "La luna es sólo un adorno"), su blog personal está poco actualizado, pues es en la voz y el papel donde sus versos encuentran el mejor cobijo. Su primer poemario asegura que verá la luz antes de la primavera. No obstante, su mayor interés es improvisar y recitar sobre los escenarios, pues es donde está para ella el verdadero cierre del poema; en la liberación de sus versos con la voz.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Noticia

  • Actualidad

    A un gato nunca

    By

    Pensaba que eras eterno, que cubierto en cuatro bosques eras invencible, con esa magia tuya para...

  • Noticia

    Son las dos y el río duerme

    By

       Soportar el peso de nuestras sombras escribir poemas sobre alfombras para caminar por suelos propios...

  • Noticia

    Engaño

    By

    Lo admito. Fui cornudo por la esperanza. Y yo al mismo tiempo me iba por la...

  • Actualidad

    SER

    By

    SER Yo soy la llaga, La herida abierta, El naufragio de tu dios, Soy la perturbación...

  • Noticia

    Templo

    By

      Hay cosas en la vida que no es necesario planear. Se organizan solas, porque es...

To Top