Connect with us

La Poesia

Poesía

Faltas

En Calle Elvira 87

Una vez al mes

en un rincón cerrado a cal y canto de la calle Elvira

se reunían un montón de personas

para escuchar y recitar poesía.

Era un placer oír al señor Modlov dar comienzo a la velada

e invocar mortales e inmortales

bajo la tenue luz de una bombilla

ver cómo el poema iba entrando por la puerta

y poseía,

porque poseía a quien decía versos,

de uno en uno a mis colegas.


No puede ser que Carmen Barranco

que hoy no participa porque es la campeona de Sevilla

tenga de repente un repertorio de sensibilidad que atraviesa

la noche a través de la Luna;

nadie, cuando la ve trabajar,

absolutamente nadie diría que tiene versos en la yema de los dedos;

no puede ser que Rubén, que es ingeniero y del Zaidín

y sale poco de Granada

pueda decir lo que sienten guijarros de estas calles empinadas

o haga suya la voz del Darro, de los pisos,

de esta sociedad abierta y cerrada al mismo tiempo.

No quiero que nadie crea que aquí ha habido jamás poesía,

vamos a decir mejor

que un montón de personas se juntaban para hacerse los bohemios

y hacer como que están en la versión del siglo XXI de las Mil y Una Noches

para follar después como si no se estuviera acabando el mundo ahí fuera,

porque queda un templo de belleza

en una ciudad que es un tesoro

y está llena de estudiantes

que llegan cargados y cargadas de ilusión

y la ilusión es derramada en cada cuesta y las ilusiones se hacen ríos

y charcas y lagunas

y cada tarde la belleza

parte en dos el mundo usando el sol como una espada

y la ilusión como un escudo

y divide léntamente el día de la noche

por la Alhambra.

¿Con qué cara de ilusa de New York, Beijin. París o de Estocolmo

nos vendría a ver la nueva lírica del mundo a este rincón?

¿Con qué cara nos piden que busquemos un trabajo?

¿Cuánto nos mienten cuando dicen que no hay pasta

para juntar versos, que es gran gilipollez esto que hacemos?

¿Cuánto brillan nuestras faltas?

Porque tenemos muchas faltas

nos falta épica, lírica, más belleza

y hasta bohemia si no es con prisa y con cerveza no nos entra

y nos parece que ahí afuera el mundo es un mierda

y si no que hablen con Grieta, que puede darle vueltas al asunto

y vueltas y más vueltas.


Aún recuerdo la primera vez que entré en este lugar

y un montón de polvo y unos gatos se habían adueñado del asunto,

como si alguien hubiera tenido que estar haciendo guardia

para que toda la gente que aún queda por llegar, aunque jamás sepamos,

pueda pasar del simbolismo a lo real que tiene el verso,

para que llegues tú igual que llegó Lena con las cosas empezadas

y los brazos del poema abiertos

y te pongas frente a un micro a recitar cosas que le has dicho a un papel

en no sé qué momento

de no sé qué lugar

y un montón de gente que escucha aquí sentada

de repente, sin saber por qué, sienta algo,

que pueda salir después de cerrar y sentir que ha sentido algo más,

que pueda decir: no he sentido sólo la publicidad,

también he sentido algo más…

algo de poesía.

Poeta y filósofo, redactor en la-poesia.es, campeón de Poetry Slam Málaga 2017, ha publicado Para ti la razón para mí la belleza, La Plaga, Restos de un mapa y Esto no es un libro de poesía. Fundador del Escaparate de Poesía, el Versódromo, Poetry Slam Cádiz, Poetry Slam Móstoles y Ediciones Trasnochadas. Expresentador de Poetry Slam Granada. Facedor de más movidas. Sálvame Deleuze.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Poesía

To Top