Connect with us

La Poesia

Fechas de vuelta

Poesía

Fechas de vuelta

Un rayo, rayo de hielo
abre senderos sin ocaso,
vuela como pájaro
hacia su propio quebranto.

Luz y cárcel,
retrato alado y escriba
de futuros como flechas
que merodean mi pecho hambriento,

y así, la carne se abre y dilata
buscando tierra, río y claro que abarcar,
más carne en la que abrir
la profunda grieta que lo mueve.

¿Disculpas?
A todos menos a mí mismo;

porque las máscaras ya cayeron,
y los suelos acartonados,
y los pasillos encerrados
en la yema de los dedos.

cesaron, cesarán, se están yendo
como azafatos de un vuelo
a una decisión no tomada

¿Quién sabe dónde queda aquello?
si en el animal que somos
o en la ceniza que golpea
al otro lado de nuestros pasos.

Por eso ya no los mido,
solo camino con las azucenas
hacia tu imagen dormida
que en su parpadeo extenuante
nunca cesa de crear,

pero no tuve la bendita cobardía
del que bebe de sus plumas
aún negras o caídas
para buscarte en la mirada
y tocar la calma
que habita en tus entrañas .

Y las espigas siguen
indiferentes ante todo,
la paz verde y sus venas
como cañaverales desnudos no dejarán
de verter su savia y plumaje
en una lágrima donde todo se condensa,

belleza de la vida que es muerte
cuando más se penetra
y muerte que es salada
cuando sentido le da a la vida.

¿Y dónde queda la belleza?
ahogada entre dos puentes
marchita y fósil,
niña leve con garras de fiera
que acecha a caricias y besa lentamente
con labios de tiempo liquido y deshojado

No fue belleza no,
sino una nube de plomo y cieno
lo que me diste.

Y ahora la huida se palpa fría
enraizada súbitamente al palpitar hondo
y desbordante que me condena,
me sopla y mueve
como veinte pájaros estridentes y libertarios
que no saben que sus plumas son de lumbre
y de terca tierra su pico y libertad.

El primer acto del poeta es despertar. Málaga, mi mente y el mundo entero.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Poesía

To Top