Connect with us

La Poesia

Poesía

Lluvia

De cuando las mañanas son Todo

Al comienzo todo fue gris,
enmarañada cortina ante mis ojos,
concupiscentes destellos
brotando de la madrugada que huye.

Después fue lechosa alborada
arrastrando parsimoniosa los pies,
el reflejo de los semáforos solitarios,
frente a los que nadie espera,
atestiguó su insólita llegada.

Inundaba el pasillo
el olor de café burbujeante,
las sombras tomaban forma
y junto a la ventana repiquetearon
las primeras gotas del ansiado otoño.

Llovía al fin,
con esa lluvia tristona que es promesa
de noches largas en las que pasear
al abrigo de tus manos forradas de paz.

Lluvia que al fin empapará la tierra
de la que brotará vida y destinos,
tierra que pisaremos descalzos
con los pies frescos y livianos,
sabiendo que somos la huella
que siempre quedará en el bosque.

Lluvia, al fin todo es lluvia,
la mañana se extiende
vestida de charcos jubilosos,
buscando en los espejos improvisados
la imagen que diga que estás en ella
y que todo
es por fin perfecto.

Poeta y filósofo valenciano. En su obra se aúna la poesía de los clásicos con las tendencias de vanguardia y la filosofía. Acaba de publicar el poemario El paseante entre cerezos, una obra de marcado carácter intimista con unos versos que rozan lo autobiográfico.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Poesía

  • Poesía

    LOS METEORITOS DESCANSAN

    By

    (Leyes corporales compitiendo con las farolas) Extraño sentir en el minúsculo segundo de la madrugada, deshaciendo...

  • Poesía

    VÉRTIGO

    By

    Ya ando en la espesura de la noche. Deseo. Aunando los vértices que destierran la huida,...

  • Poesía

    Una enfermedad

    By

    UNA ENFERMEDAD   Hay días en los que te levantas Donald Trump o Harvey Weinstein y...

  • Poesía

    Tu Patria

    By

    Si yo tuviera el coraje de los héroes de las antiguas batallas marinas, los que dieron...

  • Poesía

    By

    Tú pintas las veredas en un suelo eterno de amapolas, florecen enraizadas en los bosques. Tú,...

To Top