Connect with us

La Poesia

Recuperado 23 – IX – 2018

Noticia

Recuperado 23 – IX – 2018

Te escribo desde Lecce

con algo de nostalgia de no sé

qué tipo de otoño

o no sé qué tipo de verano

o no sé qué tipo de distancia con el mundo,

¿qué tipo de tiempo hace donde estás?

De aquí mañana nos marchamos.

Íbamos a habernos ido esta misma tarde,

pero no quedaba hueco en nuestro tren.

Las cosas van saliendo,

vine a hacer un puente y lo hemos terminado.

 

Además gané el Internazionale y quince euros

y después nos fuimos a una rave en el puto paraíso,

lo único que me falta

son los chitos de naranjas rojas

que me quería llevar.

¿Las has probado?

Están deliciosas, ya lo dije.

 

Sonaba techno minimalista con precisas baterías,

todo el día fue como de cuento,

fui a la playa a concentrarme por la tarde,

entré en el mar sin mojarme las rodillas

y un pequeño tiburón apareció a la luz del faro

cuando el Sol se iba marchando y un señor mayor

intentó pescarlo

sin resultado

y pude ver por uno de esos pasos milenarios que se meten en el agua

a una mujer con un vestido blanco

caminando hacia la nada.

Una mujer con un vestido blanco bajo un cielo impoluto

en el que sólo está la Luna

hasta que llegan las estrellas,

poco a poco,

de una en una, cien, doscientas, mil,

todas iban a llegar,

todas.
Por eso no pude acabar de traducirme.

 

Tras la rave quise ir a un sitio que se llama La Poesía

y tiene una laguna cristalina natural

a la que tienes que lanzarte desde un acantilado.

El agua es tibia en este sitio

y por la mañana el Sol se cuela por un lateral.

Amanecía entre olivos, flores, palmeras y naranjos,

en un paisaje limpio con un poco de bruma,

muy tranquilo, poca gente, muy poquita

para

la puta calidad insuperable

de este festival.

Por otra parte, los lazos ya están hechos,

el puente está para estrenarlo,

en el ZEI nos han pedido que volvamos

y hemos preparado los caminos

junto a Silvi en el Spazio Disponibile.

Pero basta ya de hablar de mis movidas,

siento ser hermético cuando no sé qué es lo que quieres,

a veces dejo mis palabras en un sitio que no da a ninguna parte,

y no

en los campos semánticos de los que recoges grano sentimental

y ho la sensazione

-piensa que suena una leve música electrónica-

de haber perdido hondura en el mensaje.

Puede que la forma se haya apropiado de mis voces

por no haber estado presente

cuando me podían necesitar.

Es el precio de soñar en aumentado,

seguramente el fin de la normalidad.

 

PD_ La foto original de a imagen destacada es de Silvi Orión.

Poeta y filósofo, redactor en la-poesia.es, campeón de Poetry Slam Málaga 2017 y del I Poetry Slam Intenazionale (Lecce). Ha publicado Para ti la razón para mí la belleza, La Plaga, Restos de un mapa y Esto no es un libro de poesía. Fundador del Escaparate de Poesía, el Versódromo, Poetry Slam Cádiz, Poetry Slam Móstoles, Poetry Slam Lavapiés, Poetry Slam Sur y Ediciones Trasnochadas. Expresentador de Poesía en su Tinta. Facedor de más movidas. Sálvame Deleuze.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Noticia

To Top