Connect with us

La Poesia

Un desierto llamado Rock and Roll

Poesía

Un desierto llamado Rock and Roll

Un desierto llamado Rock & Roll

 

No creas que dejé de echarte de menos, ni que el tiempo hizo que olvidase tu ritmo, ni que los bancos de niebla lograron impedir ver tu imagen cada mañana.

No creas que otros rostros deslumbraron al tuyo, ni que el trabajo en la oficina me despejó del fuerte olor a habitación cerrada que dejó tu despedida en mis labios.

No creas que los fuertes vientos de la tarde pudieron hacer volar las cenizas de nuestras citas, ni que los nuevos rayos de sol pudieron asfixiar la sombra del ciprés que protege nuestra tumba.

No creas que las drogas consumidas en la noche hicieron desterrar en mí la esencia de tus palabras, ni que el rencor pudo deshacerse de aquella costumbre de buscar tu mano cada vez que empezaba a caminar.

No lo creas, porque no es verdad, porque es falso.

Sin embargo, sí que es cierto que me acostumbré a convivir con tu ausencia y a respirar el dolor que ésta me produjo a mi alrededor.

Me acostumbré a salir a buscarte y a regresar sin ti después de haber explorado todos y cada uno de los lugares en que nos dimos un beso.

Me acostumbré a perder la esperanza, a no respetarme, a beber más de la cuenta y al inerte mundo que era seguir viviendo sin que tú estuvieras conmigo.

Me acostumbré a hablarte y a escuchar como respuesta tu silencio, sí, tu silencio… durante los diez años que me mantuve caminando por un desierto llamado Rock & Roll.

Me acostumbré a tu inexistencia y superé tu adiós sin darme cuenta. Y aunque muchos de mis versos los escribí pensando en ti, a veces no logro sentirte ni tan siquiera entre ellos.

Lucideces

 

Notas del autor

 

Hola a todos los lectores de la-poesia.es. Es mi primera aportación en este lugar. Estoy muy contento por ello. Gracias a Sergio Escribano por darme esta oportunidad de dar conocer mis escritos y proyectos.

Con este pequeño texto poético fue elegido como “el autor de la semana” en el Miniconcurso que la Editorial Cuatro Hojas realiza cada semana en su Grupo de Escritura Creativa en Facebook.

Y mirad, que yo no soy como Cifuentes, os puedo mostrar el diploma y todo:

 

 

 

Es un pequeño concurso sin bases ni norma alguna. Eso sí, cada semana se propone un tema y todos los escritos deben tener alguna relación con dicho tema. Se admiten textos en prosa y en verso. Luego son los mismos participantes, lectores, visitantes de la web de la editorial y miembros del grupo antes mencionado, quienes votan por el mejor relato o poema. Ideal para soltarte a escribir en un ambiente amable y distinguido.

 

Antes de despedirme, indicaros que la foto que acompaña al texto, es de mi gran amigo Rubén Garrido. En ella podemos ver el Desierto del Namib (Namibia).Si os gusta la fotografía y los timelapsesno dejéis de visitar su blog: 40 formas de intimidad.

 

Un saludo poetas

 

 

Continue Reading

Romualdo Ramírez. Madrid 1980. Vivo entre Móstoles y Getafe. Poeta en mis tiempos libres en estos tiempos de inculta opresión. Suelo declamar en Recitales Acústicos de Poesía con Dramal & Lucideces. ¿Qué esperabas que sucediera? Si tan solo soy un poeta fundido que se hace llamar Lucideces, mi inspiración es una azafata de vuelo a la que no controlan su equipaje.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Poesía

  • Actualidad

    A un gato nunca

    By

    Pensaba que eras eterno, que cubierto en cuatro bosques eras invencible, con esa magia tuya para...

  • Artículo

    “RACHAS DE AMOR DESORDENADO”

    By

    El tema del desamor es siempre motivo primero y último en la producción poética y literaria....

  • Poesía

    HABITO de Isabel Rezmo

    By

    32. Dos niños en sus juegos, doblegan el tiempo, lo hacen Ícaro, serpentean los miedos, acunan...

  • Poesía

    02

    By

    Quiero justicia y lo susurraré más veces; si dios abandona, reclamo la justicia y las luces....

  • Poesía

    Sin título

    By

    Qué ves cuando me ves, digo; digo, ¿ves banderas quemadas? No. ¿Qué ves si no museos...

To Top