Connect with us

La Poesia

Poesía

VII

(Noches de poesía y vino)

Llevo la pasión del sol
el ardor nómada del pueblo gitano
y la nobleza de mi pueblo ibero.En mi calavera se queman
los poemas de la creación
de la alhambra por el amor imposible
a la mezquita de Córdoba.
Y en mi corazón diez mil abejas
crean el amor,  la dulce imaginación
que derrama mis labios en besos de vida.

Llevo la historia descalza y viva
recorriendo esta península.
En los albores de la alegría
se divisa las columnas de hércules
hasta llegar a la sonrisa
trémula y ardiente
del campo de Castilla.
Acaricio con un cedro
un velero fenicio
Las blancas, bravas y amorosas
playas de aguas mediterráneas.
Y me adentro por el cañal del Segura
en su vergel de vida y luna
de su tierra tan fecunda.
Y deslumbra mi corazón
Cuando llego al campo de Bullas
enamorado del monte y la viña
en la calle alta contemplé
toda mi alegría.

Me incline ante la luna
adore al sol
y le sonreí a las estrellas
en tiempos tan pasados
que apenas tengo huella.

Me doblegaron con delirios de grandeza
Aveces por expansión
Aveces por un dios
reventaron mis arterias
de hierro y carbón.

Me uniformaron con el aliento
de tradiciones,  al galope
de dar muerte a besos y abrazos
que aun florecen
en mi pecho y mis senos
por las sierras y las cuencas
Por los huertos y en la frente
De esta calavera que aun siente.

Gabriel Hernández Sánchez

Continue Reading
You may also like...
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Poesía

To Top