Connect with us

La Poesia

Montse Momblan se proclama vencedora del Poetry Slam Móstoles de Mayo

Poetry Slam

Montse Momblan se proclama vencedora del Poetry Slam Móstoles de Mayo

El pasado viernes día 25 de mayo, se celebró la última gala de la temporada del Poetry Slam Móstoles en el Urban Underground Club.

Se llegaba así a la última cita con todo el pescado vendido, ya que la competición tiene campeona desde hace un par de meses aproximadamente.

 

Montse Momblan, Jorge Mayoral y Lucideces

 

Solo tres fueron los poetas que quisieron competir con sus versos por el último galardón de la temporada: Montse Momblan, Jorge Mayoral y un tal Lucideces.

Kiko Moras fue el maestro de ceremonias. Como éramos solo tres poetas, se decidió cambiar un poco las normas del Slam. Los poetas no tuvimos la limitación de los 3 minutos. Y aunque se repartieron las pizarras entre el público, se utilizarían para escribir el nombre del mejor poeta al final de la competición, y no para puntuar del 0 al 10 como suele ser lo habitual.  Aparte de las pizarras, Kiko avisó que también utilizaría el ruidómetro para elegir al ganador de la noche.

Antes de empezar con la competición, Kiko leyó un poema de un colega suyo llamado Jorge García Torrego titulado “Arcada y exilio” . Una visión crítica a la sociedad española.

 

 

Aquí tenéis el vídeo que grabé del evento. A continuación repasamos la intervenciones de los 3 poetas. Anotando el minuto en que aparece cada poeta en el vídeo para aquellos que quieran ir al grano.

 

Lucideces

 

Minuto 9 y 20 segundos

 

La suerte quiso que Lucideces fuera el primer poeta en competir. Recitando sin papel apostó por Semáforos, un poema que viene a ser una pequeña muestra de poesía urbana envuelta de romanticismo.

 

 

Montse Momblan

 

Minuto 14 y 10 segundos

 

Montse dedicó su poema a su amor Raúl, y a todas aquellas personas y víctimas que han sufrido algo contra un “quitamiedos”. Os dejo con este artículo muy interesante sobre el tema que lleva como título FRENO A LA BARRAS ASESINAS.

Nuestra compañera recitó su poema mientras leía los versos escritos en una hoja de papel. Durante su intervención pudimos presenciar como surgía la magia, y es que llegó ese momento en que el poeta se emociona al pronunciar en alto y ante el público sus propias palabras, sus propios sentimientos, sus propias experiencias. Todos vimos como los ojos de Montse se humedecían, todos pudimos sentir por una milésima de segundo lo mismo que su corazón. Porque de corazón y con mucho amor sin duda fueron escritos sus versos.

 

 

Jorge Mayoral

 

Minuto 17 y 30 segundos

 

Jorge recitó sin papel y apostó por el ingenio. Todos las palabras del poema contenían una única vocal: La O. Sus versos venían a decir algo así como que todos en el fondo no somos tan diferentes y que por eso él votaría por todos nosotros.

 

Y así terminó la intervención de los tres participantes. Pero entonces Kiko sugirió que hiciéramos una segunda ronda, ahora en el orden inverso. Y los tres poetas aceptamos el reto.

 

 

Jorge Mayoral

 

Minuto 19 y 45 segundos

 

Esta vez fue Jorge quien empezó a recitar primero en la segunda ronda. Recitó leyendo sus versos a través de su móvil. Este poema me gustó mucho más que el primero. Era un canto a la igualdad de oportunidades y una llamada a la cooperación entre todos para poder avanzar dejando a un lado el orgullo.

 

 

Montse Momblan

 

Minuto 21 y 40 segundos

 

Montse recitó de nuevo leyendo los versos escritos en una hoja.  Nos desveló que era un poema que escribió viviendo y sintiendo la ansiedad. Le pareció bonito escribir de algo que es tan difícil de explicar.

Su poema se podría decir que está lleno de valentía desde el primer verso, aunque la poeta no se dé cuenta hasta el final de poema.  El ansía de querer ser valiente y poder dominar las situaciones y los sentimientos desde el primer momento es lo que la hizo realmente ser valiente siempre aunque no fuera consciente. Y es que cuando uno está metido en la mierda hasta el fondo, no suele ser consciente de muchas cosas. Una historia de superación plasmada en un poema lleno de ritmo.

 

 

Lucideces

 

Por último Lucideces recitó de nuevo sin papel. Apostó por “Tu respuesta”. Un poema que habla de cuando esperas algo con mucho ímpetu pero nunca llega a suceder.

 

Y ahora sí, llegó la hora en la que el público tuvo que decidir quien era el ganador de la última gala de la temporada del Poetry Slam Móstoles.

Para ello Kiko utilizó primero el ruidómetro y la ovación más sonara fue claramente para Montse. El nombre de nuestra compañera también estaba escrito en todas las pizarras que se repartieron entre el público.

 

 

Montse, Momblan, la gran vencedora de la noche

 

Así que ya estaba claro que la gran vencedora de la noche era Montse Momblan

 

Para terminar la velada Montse recitó un tercer poema con el cual quiso expresar el dolor que sentía en el momento en que lo escribió. Por otro lado Kiko recitó para cerrar el evento, un poema muy bonito de todas las cosas que le hacen sentir al pronunciar el nombre de Sonia.

Luego vino las felicitaciones, los besos y los abrazos entre los cuatro grandes protagonistas de la noche.

Y así fue la última gala de la temporada del Poetry Slam Móstoles. Toda una experiencia que no olvidaré nunca, ya que nunca había asistido ni participado en ninguno antes.

Solo fuimos 3 poetas, sí, pero creo que cada uno pudo aportar algo diferente al público. Un público que en todo momento quiso reconocer el esfuerzo y el arte de cada uno de nosotros. Y al que hay que dar las gracias por escucharnos con tanto respeto y atención. Yo creo que entre todos conseguimos que fuera una velada bastante entretenida.

En definitiva, muchas gracias a todos, y enhorabuena de parte de la-poesia.es a la gran vencedora de la noche: Montse Momblan. 

 

Próxima cita: Lavapies.  

 

Lucideces 

Continue Reading
You may also like...

Romualdo Ramírez. Madrid 1980. Vivo entre Móstoles y Getafe. Poeta en mis tiempos libres en estos tiempos de inculta opresión. Suelo declamar en Recitales Acústicos de Poesía con Dramal & Lucideces. ¿Qué esperabas que sucediera? Si tan solo soy un poeta fundido que se hace llamar Lucideces, mi inspiración es una azafata de vuelo a la que no controlan su equipaje.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Poetry Slam

To Top