Connect with us

La Poesia

El tranvía del demonio

Relato

El tranvía del demonio

Relato

 

 

EL TRANVÍA DEL DEMONIO

http://www.elhijodebaudealire.blogspot.com

más relatos en este blog

EL TRANVÍA DEL DEMONIO

-En una ciudad, como otra cualquiera-

Estaba el grupo de teatro, esperando el tranvía. Después de una noche de mucho alcohol y desvarío. Cansados etílicos, esperando el primer tranvía.

Los 6 actores: Jules, Andrés, Katerina, Joao, Andrés y Amanda. Cuando suben el tranvía está desierto. Y dice el impetuoso Joao. Si hiciéramos ouija, aquí tengo una tabla hecha en un papel y una moneda de 20 escudos de Portugal. Podríamos saber si vamos a ser grandes actores o sólo los pardillos de una telecomedia local.

Jules se mostraba reticente. Las chicas muy animadas y a Andrés todo parecía darle más o menos igual.

Así que una parada después en el último vagón del tranvía. Empezaron el juego, que como se verá no es un juego, lo de la ouija.

Pusieron todos el dedo en la moneda de 20 escudos y Joao hizo la primera pregunta. Un vértigo helado corría por las nucas de nuestros amigos.  De repente se encendieron y apagaron las luces del tranvía. Y como una especie de maullido y una tosca voz gutural, en una mezcla de los dos matices dijo soy Lucifer.

  • Andrés asustado dijo y ¿Qué quieres?
  • Al qué me ha invocado. ¿Qué es esto de molestar . Pandilla de inútiles?

En esos momentos empezó a salir un líquido viscoso y verdoso por los ojos de Joao y el tranvía inició un recorrido mortífero, dejando 22 muertos  en su recorrido sin frenos. Sólo dos preguntas habían servido para desatar la furia del mismísimo Lucifer

II LOS SIGUIENTES MESES

Jules lo primero que hizo los siguientes días fue, pese a su cojera, dar grandes paseos. Veía trozos de cabelleras, en la vía, en algunas paradas del tranvía, dejadas por los difuntos.

También se dedicaba a ir a ver a los compañeros ingresados en psiquiatría (Andrés y Amanda)  Andrés enmudecido y Amanda  tenía pánico de salir a la calle y sufría ansiedad extrema.

Katerina fue la primera en volver a subir al tranvía y nada más subir… a la siguiente parada hubo un atropello. Katerina salió asustada a casa de su amiga Julia. Ya en casa de ésta, llamaron a Jules Baltimore. Dejó su visita hospitalaria a sus amigos y acudió donde estaban Julia y Katerina.

Julia estaba tranquilizando a Katerina la cual lloraba y se mordía las uñas. Baltimore, caviloso se preguntó ¿Hasta cuándo iba a durar esta pesadilla? Julia dijo  que igual habría que consultar de nuevo la ouija. Jules por su parte no quiso ni oír hablar de ese tema. Dio un beso a Julia, se fue con Katerina y se despidió dando un portazo.

Acompañó a su novia hasta su casa y luego cansado ya, desfallecido incluso, optó por coger el tranvía. Dios hubiera querido que no lo hiciera.

Empezó el trayecto, todo iba bien, sólo eran 6 paradas, se dijo para sí Baltimore y a la quinta “plaf”. La mujer que estaba sentada al lado de Baltimore cayó al suelo y empezó a sudar.  Baltimore la incorporó y la vio morir axfisiada como un gorrión herido.

Se llamo a la UVI pero nada se logró hacer por revivir a la anciana, que exudó un líquido verde por los ojos como Joao. Entonces Jules Baltimore llamó a Julia y quedaron en verse ella, Amanda, Katerina y el propio Baltimore. AL bueno de Andrés lo habían recluido en un psiquiátrico. Los demás hicieron la ouija

III 2º ENCUENTRO CON LUCIFER

Sentados en corro se dispusieron a hacer la ouija.

La primera pregunta fue:

¿Quién eres?

Joao

  • ¿Cómo estás ¿ preguntaron todos al unísono
  • Triste solo y con necesidad de ti Amanda ¿Cómo te has podido volver a liar con Andrés?

(todos la miraron y le dijeron a Amanda que no sabían nada) Amanda se dedicó a apretar la mano de Julia y Katerina y a llorar y llorar.

  • Ahora que estás en el otro mundo ¿Sabes que quiere Lucifer de nosotros? Pregunto Jules Baltimore.

Escribir su historia no pretende otra cosa y tú sucio Baltimore. Ya puedes empezar a escribir. Chupatintas, remilgado, tuercebotas. A Satanás le caes bien. Pero a mí nunca me lo has caído.

En ese momento se rompieron los cristales de las gafas de Jules. Éste se crispó

Y la ouija dijo ya puedes escribir la historia en menos de tres meses a los tres meses Andrés recuperará el habla y a ti más te vale escribir la jodida obra, oyes, Baltimore.

  • Sí, sí oído.
  • Dicho esto se fundió una bombilla Julia quemo la tabla y Jules empezaría así por obligación, el proceso creativo

 

III SE CUMPLE EL MANDATO DE LUCIFER (PROCESO CREATIVO)

Cada vez que se despertaba se le ocurría el inicio de la Obra, al que nunca daba comienzo ese era el eterno retorno de Jules. Todas las cosas que había vivido hasta entonces eran teatrilizables. Pero se quedaba ausente como una pavesa del cigarro que fumaba en la cafetería de su barrio.

Jules Baltimore, era ya todo un escrito. Había publicado 7 libros de poemas, dos de relatos, 3 novelas y una obra de teatro.  Ahora se enfrentaba al mandato de Satanás.

Jules buscaba que las palabras, rasgaran, hirieran o por el contrario que ofrecieran sosiego al lector. Empezaba muchos borradores pero no acababa ninguno.

Decidió irse a la montaña a interpretar las señales del Maligno Y así lo hizo. Alquilo una casa en el Pirineo catalán y allí con Katerina. Durante los dos siguientes meses escribió la Obra, primero a mano, luego a máquina de escribir y finalmente a ordenador. Cuando se cumplían los 3 meses del encuentro con Joao. Recibieron la llamada de Amanda, Andrés volvía a hablar, esta vez sin tartamudear y traía ideas para la Obra.

Empezaron los ensayos, el proyecto y decidieron el cine al teatro. Hicieron un mediometraje que fue un éxito ganó dos Goyas y los invitaron a Cannes y Hollywood.

La historia era más o menos la que hemos contado hasta ahora. Pero el demonio siempre quiere más y así se lo hizo saber a nuestra compañía. Un Mediodía de finales de Abril en el que Andrés, Jules, Alicia, Amanda y Katerina estaban en las costas de California.

A Andrés le habían premiado en Cannes al hacer de Baltimore y a Jules Baltimore, le habían dado el Oscar de Hollywood al mejor mediometraje.

Ya digo, en California, de repente una ola gigante surgida de la nada se llevo a Andrés mar adentro, éste se había ido nadando hasta la boya más lejana. Los guardacostas hicieron todo lo posible por salvarle. Pero Andrés murió ahogado. Alicia dijo que era cosa del diablo.

Baltimore lloró la muerte de su colega y juró vengarse. Katerina enmudeció Amanda lloró y se puso luto pues era su novio, e iban a casarse al próximo mes.

La noticia del suceso no hizo sino aumentar el éxito de la película.

Al volver a Iberia la madre de Jules estaba muerta y su padre en coma. Se habían estrellado al volver de la costa.

Entonces Baltimore llamó a Julia para intentar salvar a su padre y aquí empieza el 3º encuentro con el Diablo.

IV LO QUE PIDIÓ EL DIABLO

Se reunieron en la nueva casa de Julia, en el piso de arriba e hicieron Ouija. Se les presentó el mismísimo Lucifer.

Jules (irritado) ¿Qué quieres de nosotros?

Quiero dejar mi semilla en este mundo y he elegido a Katerina.  Tu llevarás mi semilla en el esperma, en menos de dos meses l a fecundaras, y tendré un demón entre los míos.

Le siguieron haciendo preguntas pero sólo contestaba con monosílabos, sí, no, no sé. Se dedicaba a abrir y cerrar las puertas y fundir bombillas.

Al mes y medio Jules ya había preñado a Katerina.  Ésta estuvo varias semanas ingresada en psiquiatría.

Peo al noveno mes fue al hospital a parir. Baltimore se metió en la sala de partos y donde ponía epidural metió una gran dosis de estricnina. Su mujer y su hijo murieron

Jules cogió un barco en Barcelona. Se ofreció de fregaplatos en un transatlántico y ya jamás se le volvió a ver.  Julia se tuvo que mudar de casa y Amanda sigue encerrada en una residencia psiquiátrica. Jules llegó a América y se convirtió al evangelismo, sólo escribe salmos y panegíricos, jamás se ha vuelto a acercar a un tranvía ni al Teatro.

 

 

https://www.amazon.com/TRANV%C3%8DA-DEMONIO-OTROS-RELATOS-Spanish-ebook/dp/B07BJDFDHX

 

a la venta en Amazon

Continue Reading
You may also like...

Francisco Julio Donoso Sáez (Zaragoza 1984) Ha publicado los siguientes libros de poesía En Lugar de un sueño... (2004) Querencia y Relincho (2005) El estupor (2008) Zaragoza-San Francisco (vuelo regular) 2010 La danza (2014) y Terruño, terruñico; Andorra (2016). Además ha publicado el cuento infantil Tripitas (2010) y las novelas 38 escalones (historia de un suicida) y Patuchina- Patachí (una historia de amor y danza) Ambas disponible como algunos de sus poemarios en la plataforma Amazon

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Relato

To Top