Connect with us

La Poesia

Bitácora de poeta 3-XI-2017

Foto de Sonia Aroa

Testimonio

Bitácora de poeta 3-XI-2017

Le cuento a mi doctora que los días se me pierden

Hoy le he dicho a mi doctora que los días se me descuadran porque por las noches estoy escribiendo poesía. Me ha mirado como si además de imbécil fuera gilipollas, pero es cierto, el otro día me desperté y al par de horas me dí cuenta de que un día entero se me había perdido en un poema. He de decir que mi relación con el espacio tiempo no es… continua, nos lo toleramos casi todo sin hacernos mucho caso. Odia que lo simplifique con metafísica, que lo traduzca, que lo resuma, así procuro no hacerlo cuando está delante, pero a mí me sienta francamente mal que me juzgue todo el rato, que me diga todo el tiempo lo que debería estar haciendo y que me haga preguntas estúpidas, tal que su realidad fuera más importante que la mía, con una falta total de respeto por mi poesía.

Y ahí estaba la doctora: lo del hombro no es tan importante, yo creo que estás bien. ¿Bien? Me dice su compa que la mitad derecha de mi cuerpo -hígado incluido, por suerte tengo a la izquierda el corazón- es una especie de retablo de los monstruos freaks, que mi hombro derecho se ha hecho a sí mismo y yo noto cómo se revela de vez en cuando esa parte -esa mitad- de mi cuerpo e intento poner orden, sobretodo por la noche ahora que duermo solo, en fin, me ha dicho que si eso vuelva el 17 de nnoviembre, que yo creo que es viernes y coincide con el Poetry Slam de Móstoles y el de Málaga y el 18 estoy -o quiero estar- en Barcelona en el Escaparate de Poesía, esos días están en el poema ya y no se escapan.

No sé qué demonios estarán tramando la parte derecha de mi cuerpo y el tiempo con mis poemas, por qué no han aparecido todavía mis artículos, mis bitácoras, siempre igual, y me trae ahora las respuestas de solicitudes que envié hace tiempo -hace tiempo que intenté que hubiera poesía de continuo en Tabacalera, hace tiempo que quería haber ido a recitar al extranjero, hace tiempo que me hubiera gustado ganar Poetry Slam Madrid, hace tiempo que me apetece estar a solas con mi poesía y después reencontrarme con el mundo y aquí voy, noctámbulo y destemporizado, rodeado de plazos, con cápsulas del tiempo que van a estar muy bien selladas muchos años, quién sabe qué más-.

Y sí, está claro que yo no soy tan importante como para poder negociar directamente con el tiempo, tengo que ir escribiéndole poemas, irlo metiendo en el contexto poco a poco igual que Borges se me cuela todo el rato entre mis lecturas y no me deja leer a gusto a Escandar ni a Constance y hasta se me mezcla con sus versos.
He salido del médico hace bastante, quizás haga ya una hora y he venido directo a la biblioteca -de hecho debería estar escribiendo o revisando una escaleta para Poetry Slam Sur, creo que también la publicaré, porque es una cosa útil-. Publicar, quiero publicar dos libros nuevos, la verdad, y republicar otros dos viejos, que ya hace casi un año que no queda ni un solo ejemplar y he de robarle a mi madre los suyos para poder recitarlos.

Anoche me llegó un mensaje inesperado: mañana a las 12:00h tiene usted cita con la doctora P. en nuestro centro de (far away north Madrid, a hora y media de mi casa), la mujer estaba preocupada, no sabía si es que era poeta o sólo estaba mal de la cabeza -o peculiar, como mi hombro, que se ha hecho a sí mismo y ha quedado guay- junto con la parte derecha de mi cuerpo.

Bien, para quienes leáis esto hoy -¿siempre es hoy?-, sabed que estáis a tiempo: recitamos Bárbara Butragueño, Pilar Astray Boadicea, Andrea Heb, Oscar Rough y yo (caprichos del tiempo: Silvi Orión que está en el cartel no puede venir precisamente por un capricho del tiempo) en la antigua fábrica de Cervezas Águila, en el Metro de Delicias, y hemos preparado una cápsula del tiempo para que metáis ahí lo que queráis, creo que va directa al año 2081 -aviso, he preguntado y yo no puedo meterme entero, así que vosotrxs tampoco-. Y mañana por la mañana, en el mismo sitio, estaré escribiendo poemas nuevos inspirándome en quien quiera venir.

Poeta y filósofo, redactor en la-poesia.es, campeón de Poetry Slam Málaga 2017, ha publicado Para ti la razón para mí la belleza, La Plaga, Restos de un mapa y Esto no es un libro de poesía. Fundador del Escaparate de Poesía, el Versódromo, Poetry Slam Cádiz, Poetry Slam Móstoles y Ediciones Trasnochadas. Expresentador de Poetry Slam Granada. Facedor de más movidas. Sálvame Deleuze.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Testimonio

To Top