Connect with us

La Poesia

Homenaje a Gata Cattana en Adamuz

Actualidad

Homenaje a Gata Cattana en Adamuz

Algunos recuerdos de Gata

Murió el 2 de marzo de este año nuestra colega Gata Cattana. Desde entonces no han dejado de sucederse los homenajes. Tenía 25 años. Por diferentes motivos a mí me han escrito desde lugares o colectivos completamente inesperados para participar, convocar, o preparar un homenaje; otros sí los esperaba y alguno lo he montado yo directamente. Era natural de Adamuz, sólo he estado allí en su entierro, era marzo y llovía bastante. El suelo estaba lleno de riachuelos con pétalos de almendro, había muchísima gente y se arrancaban llantos esporádicos constantemente, impresiones buscando palabras, adjetivos encontrados. Era como si ella misma lo hubiera predispuesto así, no sólo ese día.

Una vez fuimos a Córdoba capital para montar allí el primer Poetry Slam de su ciudad, estaba todo muy bien preparado. O casi todo, me acuerdo pregunté quién presentaba y si sabía las normas y las respuesta fue no, y la aclaración divertida y hermosa, con Pablo y Gata contando anécdotas. Participaríamos Gata, Pablo Cortina -que entonces era el presidente de Madrid y a penas nos conocíamos de una entrevista-, Xiwaka -el slammers que más finales nacionales lleva a sus espaldas-, Pilar, que se iba a hacer cargo de la sede cordobesa y ejercía de anfitriona, mi amigo Juan Galgo y yo. El famoso rapero Maestro Sho Hai pincharía tras la velada.

El primer Poetry Slam de Córdoba fue lo de menos, a penas recuerdo, creo que mi participación fue desastrosa y el Slam un éxito. Pasamos un fin de semana allí de maravilla. A Gata le gustaba lo que hacía yo, me consideraba un poeta de verdad. No es que no me considerara a mí mismo poeta -que a veces-, ni que me faltara egotrip, pero no conozco a una mujer que haga poesía tan sincera, clara y directa; ni tan romántica -en sentido académico-, dicho sea de paso, ni viva ni muerta; uno agradece los detalles de la gente a la que admira. Y le gustaba participar en mis movidas y apoyarme, siempre se lo agradeceré.

A mí me gustaba discutir con ella y que recitara sobre mi guitarra, además de su poesía, aunque nuestras especialidades fueran diferentes y saliera por la tangente cuando le ponía en aprietos epistemológicos, sabía lo que decía y cuando no sabía era capaz de preguntar, igual que de explicar cuando te hablaba de algo sobre lo que no tenías ni idea; lo de la guitarra no le hacía mucha gracia.

Todavía me acuerdo de la última vez que nos vimos, o una de las últimas pero es el recuerdo que guardo, porque creo que coincidimos alguna otra vez pero no recuerdo dónde y quedó pendiente haberla traído otra vez a Granada cuadrando lo mejor posible -de eso sí me acuerdo-. Era la Asamblea Nacional de Poetry Slam en el Círculo Catalán de Madrid, yo había salido a fumar después de discutir con alguien y pensar que no me entiende nadie y llegó ella, con su sonrisa y una cazadora negra, iba dispuesta a recitar, me parece, muy elegante. Ni siquiera me acuerdo bien de qué hablamos, yo estaba un poco nervioso, recuerdo… me dijo que me relajara. Subí a tocar un poco la guitarra y ni siquiera me preocupé de afinarla. Después me marché temprano.

Poeta y filósofo, redactor en la-poesia.es, campeón de Poetry Slam Málaga 2017, ha publicado Para ti la razón para mí la belleza, La Plaga, Restos de un mapa y Esto no es un libro de poesía. Fundador del Escaparate de Poesía, el Versódromo, Poetry Slam Cádiz, Poetry Slam Móstoles y Ediciones Trasnochadas. Expresentador de Poetry Slam Granada. Facedor de más movidas. Sálvame Deleuze.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Actualidad

To Top