Connect with us

La Poesia

Los nietos de Remo

Testimonio

Los nietos de Remo

 

Celio, la Lesbia nuestra, la Lesbia aquella,
aquella Lesbia que Catulo sola
más que a sí y a los suyos amó todos,
ahora, en los cruces y las callejas,
desbulla a los magnánimos, de Remo nietos.

Escribo en este sitio como quien duerme en un hotel o en casa de algún conocido, no estoy del todo cómoda. Quizás eso cambie con el tiempo, pero por ahora voy pisando con cuidado los baldosines limpios de este lugar, tanteando el crujir del suelo, palabras de puntillas que tardan en asentarse. Me invitaron al proyecto, les interesaba el hecho de que vivo en Nueva York. Tampoco estoy cómoda con eso, decirlo solo ya suena altanero: vivo en Nueva York, aunque no quieras es como darse importancia, hay un capital simbólico que para mí juega a la contra, te coloca en un espacio que dificulta el contacto. Es más, escribo esta primera entrada desde un jardín a las afueras de Madrid, un significante con el que me encuentro mejor, de ropa ancha, cómoda, en donde caben y se holgan todas las vergüenzas, y todos los aciertos o errores que me han llevado hasta esa ciudad altanera y salvaje de la que todo el mundo construye bestiarios ovidianos. Nueva York, si me preguntan, es una suerte de periferia, un suburbio superpoblado en el que se encuentran las gentes de los márgenes, el cruce de todas las carreteras comarcales del mundo. Poco más.

Desde aquí sigo. Necesitaba hacer este statement (político) para sacudirme de encima todos los sobreentendidos que traen consigo mi posición de emigrada clase VIP. Decía John Lennon que si hubiera vivido en la época del Imperio Romano se habría instalado en su capital. Yo escribiré desde los rincones fértiles y olorosos de una Roma ya vieja y desdentada. Escribiré como una Lesbia que en los cruces y las callejas se retrata oscura, obscena, destruyendo su propio mito y el del Imperio que hilvana hacendoso su poeta oficial. Así quizás tenga yo algo que decir sobre los nietos de Remo.

Continue Reading

Escribo cosas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Testimonio

Popular

Artículo

Ilustración

Poesía

Poesía

RESET

Poesía

206

To Top