Connect with us

La Poesia

Actualidad

MI ORGULLO

Quemando armarios y coloreando el mundo.

Todas y todos hemos escuchado alguna vez de la mano de alguna persona algo heterobásica u homófoba que por qué existe el Orgullo, que ellos no van celebrando su orientación o identidad sexual.

Sin embargo, estos comentarios lgtbfóbicos son tan sólo una milésima parte de todo el peso que portar la bandera arcoíris acarrea sobre nuestras espaldas.

Si bien es verdad que el Pride u Orgullo, al igual que absolutamente todo, está capitalizado, no deja de ser un espacio necesario de lucha, reivindicación y fiestas en un entorno seguro.

Durante todo un año, las personas del colectivo lgtb se enfrentan a agresiones, situaciones incómodas, miradas o salidas forzadas del armario. Sin embargo, todo eso cambia en nuestro mes.

En junio (finales y principios de julio) las calles se llenan de los colores que con orgullo llevamos muchas/os en nuestras muñecas durante todo el año. En junio, vemos referentes por todos lados, historias que se parecen a la nuestra y personas que nos apoyan y entienden sin siquiera conocernos.

Aunque considero que deberíamos descapitalizar nuestro mes y nuestro movimiento y otorgar mayor peso a las letras LTB y no sólo a la G, voy a hacer un breve resumen de la necesidad de celebrarlo:

  • Las personas LGTB que nacimos sin referencias y con la cisheterosexualidad obligatoria hemos pasado muchos años de nuestra vida sin conocernos y sin sentirnos ni ser libres.
  • En pleno 2020, en todo el mundo, se suceden agresiones lgtbfóbicas, siendo delito (penado con cárcel y pena de muerte) pertenecer al colectivo en muchos países.
  • En España, con el auge de la extrema derecha, han aumentado las situaciones de lgtbfobia en las calles y en las redes sociales.
  • Gran parte del colectivo pierde a amigos/as y familiares por su identidad u orientación sexual.
  • Debido al bullying, jóvenes lgtb han acabado quitándose la vida. NO SON SUICIDIOS, LA LGTBFOBIA MATA.
  • Adultos LGTB sufren discriminaciones en el ámbito laboral, incluyendo despidos improcedentes.
  • No existe, en ningún lugar, la igualdad real entre personas cishetero y LGTB.

Así pues, desde las calles, desde carrozas, desde nuestros balcones, nuestros centros sociales, de estudio y de trabajo, debemos seguir gritando bien fuerte por todo lo que nos corresponde.

Que les quede claro que no es ninguna enfermedad ni nunca lo fue, que no es motivo de burla y que tenemos la cabeza bien alta y la bandera bien sujeta.

Debemos seguir gritando cada junio y cada día del año por todas las injusticias que no vamos a tolerar. Debemos seguir gritando por todo aquel/la a quien callaron por su condición.

Debemos seguir luchando por no dejar que caiga en saco roto toda la lucha de las compas de Stonewall o de Las Ramblas.

Y, por supuesto, debemos alzar la bandera muy pero que muy alto por todas las vidas arrebatadas y las que no van a conseguir someter.

Orgullosa de mí. Orgullosa de mi colectivo.

En memoria de Sarah Hegazy y todas las que nos han dejado.

Continue Reading
You may also like...
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Actualidad

To Top