Connect with us

La Poesia

Mercedes Ridocci: Poesía, cuerpo y Movimiento

Artículo

Mercedes Ridocci: Poesía, cuerpo y Movimiento

La poesía no es algo estático. No es algo que permanece como un único concepto. Ni tampoco es el resultado de una única expresión. A través de la poesía nuestro cuerpo y nuestra mente experimenta una reacción frente a los sentimientos y emociones . Ni siquiera el tacto, la voz, el tono, el ritmo es igual. Cada elemento se adecua en función del mensaje que leemos o recitamos.

Por lo tanto, al leer diferentes artículos de autores sobre la materia, la poesía es otra forma de expresión corporal. Poesía y cuerpo forma un mismo tandem, se puede llegar a ellas a través de una u otra.  Pensemos en el cuerpo como única forma de expresión, como generador de movimientos y disparador de emociones, de sensaciones, de búsquedas internas.  En este caso el vehículo para generar una expresión poética,  está  preparado. El arte de la poesía y del performance, se unen.

Federico García Lorca nos recuerda en 1930 lo que la danza simboliza y ha simbolizado siempre: una huella a través de palabras invisibles y de un poema que deja cicatrices en las emociones, que marca y vuela en cada gesto, que irradia en cada expresión y que retumba en cada paso.

La intensidad de lo efímero que late en un cuerpo y ahí se cobija, y desde donde explota, para hacerse eterno. Como el poeta, quien perpetúa en el papel una historia grabada con tinta y poros.

El movimiento nunca miente. Es un barómetro que revela el estado del clima del alma a todos los que lo pueden leer”. (Martha Graham).

Qué es el cuerpo además de un envase que nos contiene? ¿Habla de nosotros? ¿Por qué hablamos de nosotros y el cuerpo, como si fueran elementos separados?

El cuerpo es el comunicador con el otro. Es el encargado de emitir, el que muestra, el que oculta, y a su vez, es el que recibe y percibe, o no, de los otros, del medio, de las circunstancias. Es el cuerpo el territorio donde residen nuestras marcas: gestos, posturas, dolores, cicatrices y también donde habitan nuestros fantasmas. El cuerpo y la relación con su territorio proporciona una continencia y un contenido en gestos y palabras. Todo esto nos refiere a un sujeto que vive y siente y se expresa a través de manifestaciones. Un sujeto que tiene la necesidad de comunicar y comunicarse.

Entonces, ¿puede el arte ayudar a expresarse?

La obra creada es una prolongación de su autor. A través del ejercicio creativo, sacamos de nuestro interior-cuerpo, emociones, sentimientos, recuerdos, que dejamos plasmados en obras. Nos permite exteriorizar las huellas que alguien o algo dejó dentro de nosotros. Entre los lenguajes expresivos, como la plástica, la música, la danza, el teatro, la palabra oral y escrita tienen un significado profundo y rico que data de tiempos remotos.

“Escribir, quizá, no tiene mas significado que tratar de contestar a esa pregunta que un día nos hicimos y que, hasta no recibir respuesta, no cesa de aguijonearnos” (Octavio Paz, “El arco y la lira”, Fondo de Cultura Económico, México, 1967)

Las palabras nos vinculan a sentimientos, a hechos. Encontrar la palabra exacta para describirlo, nos da la posibilidad de respuesta.

La poesía es el género literario considerado como una manifestación del sentimiento estético por medio de la palabra en prosa o en verso.

Hablamos de la necesidad de manifestar a través del lenguaje lo que nos pasa. Un poema, gracias al recurso metafórico,  logra comunicar con pocas palabras y transmitir  sentimientos.

En definitiva, estas ideas me vienen al hilo tras  haber leído a una de las poetas actuales que reúne en torno a ella, esta relación  bidireccional entre poesía y cuerpo.

Hablamos de Mercedes Ridocci.

72402385_2413165695609836_1225469592499912704_o

REPORT THIS AD

Desde hace 5 años,sigo su forma de hacer poesía, tanto escrita, como aquella que se desprende de sus ejercicios, y actividades de expresión corporal.

Inició su andadura literaria en 2005.

Tiene editados los poemarios: “Lava del alma” –Ed. Playa de Akaba 2014 y “Arrugas de silencio” –Ed. Playa de Akaba 2007

Ha editado cuatro “plaquettes” bilingües: “Los mortales hijos de la tierra” (español – portugués). Carmina in mínima re. Barcelona 2013.

“Siete poemas” (español – italiano). Simplicissimus. Barcelona 2016

“Al ritmo de las risas del averno” (español – rumano). Simplicissimus. Barcelona 2016. “Los dientes del infierno” (español – catalán)

Ha publicado relatos y poemas en diversas revistas y obras colectivas, así como en su blog: Palabras escritas

Especialista en Movimiento Orgánico y

Expresión Corporal Artística y Escénica.

Directora pedagógica y Profesora de la Diplomatura en Expresión Corporal Creativa –Arte del Movimiento-

en “Alfa Institut – Movimiento, expresión, Danza”

Directora de escena del Grupo Artesanato.

Coreógrafa e interprete en Danza Expresionista.

Autora de los libros:

Creatividad Corporal. –Composiciones basadas en trabajos de investigación en expresión Corporal” -Ed. Ñaque. 2005

“Expresión Corporal. Arte del Movimiento” –Las bases prácticas del lenguaje expresivo-. Ed. Biblioteca Nueva 2009

La poesía de Mercedes Ridocci planea en la sensualidad y la candidez del alma. La sensualidad que refleja en sus poemarios Lava del alma y Arrugas de Silencio se crea una simbiosis de lo que expresa sus palabras y lo que en sí a través de ellas podemos imaginar.

En lava del Alma.  La poesía se ha unido a la inmensidad femenina recorrida en la pasión desbordada en dos planos subyacentes: el yo físico y el subjetivo.  En su prólogo leemos : “dos mundos opuestos, tan intensos como etéreos, tan sutiles como evidentes. Dos mundos que en realidad solo son uno: el yo; y que a la vez son muchos mundos a la vez: los que nos sumergen en amores, soledades, pasiones,

ausencias…”  

MI NOMBRE SIN MÍ

No sé si aún masticas mi nombre

o si alguna vez rozó tus labios,

y su sabor gustó tu paladar.

No sé si aún bebes mi nombre

o si alguna vez se deslizó por tu garganta,

apaciguando tu sed.

No sé si aún amasas mi nombre

o si alguna vez se revolvió entre tus dedos,

deleitándose en tus manos.

No sé si aún avivas mi nombre

o si alguna vez fue llama en tu vientre.

No sé en ti,

mi nombre sin mí.

ESPIGAS DE SILENCIO

piel de lobo donde late el pecho de la ausencia,

camino sobre noches muertas,

mi cuerpo deshabitado

se esparce entre espigas de silencio.

LLORAN LOS SENOS SECOS

Brisa en tus manos,

aire que anida,

alba en mi vientre,

rocío en los senos.

Súbitos rayos sin alma

acuchillan el amanecer de mi entraña,

corren hilos de sangre

en el cauce del trueno,

lloran los senos secos.

La poesía para ella es una pulsión entre el cuerpo y el espíritu. Ninguna es imposible de existir al margen de la otra. No solo es reflejo de su mundo más intimista;  sus poemas se hacen en hueso.

Hemos oído tantas veces que el cuerpo experimenta las emociones de la misma manera que el dolor o el amor, el asombro, la incertidumbre, es parte de la psique; que todo eso se extrapola al exterior al igual que un espejo  refleja  cada centímetro de nuestra piel. Habitarse, habitamos…

La poesía habita fuera y dentro de un habitáculo, que recibe todo tipo de erosiones en el tiempo hasta que morimos. Pero morir es antes de todo, la última determinación para dejar libre el alma. El proceso de la muerte es también en palabras de esta autora, la reivindicación de que todo se transfiere ante ambas variables que son antagónicas como necesarias: la muerte física y la muerte emocional ante el desamparo, el desamor o el abandono. También ante el placer:

Arrugas de Silencio:

En un puerto solitario,

oculto en la sombra de la noche

embarcas en mi cuerpo líquido.

Te humedeces en el vaho ardiente de mi piel

te bañas entre las algas pardas de mi pelo

navegas en el piélago térreo de mis ojos

buceas en el cielo acuoso de mi boca

te anegas en la sal de mis caudalosas aguas.

Un poemario donde la sensualidad es el ingrediente principal.Las metáforas se palpan, se tocan, piden auxilio.El poema se viste de vida, puesto que incluso podemos observar los movimientos de los morfemas, su simbiosis; su anatomía.Anatomía de mujer.

Ha sido un placer seguir aprendiendo de ella. Seguir disfrutando de su manera de percibir su poesía y vivirla. No os olvidéis de entrar a su blog. De seguir sus coreografías y actividades de expresión corporal.

La poesía no solo es emoción es también una piel. Una piel que todos llevamos, y que como el alma, también sufre y se enamora.

Poeta. Prologuista. Talleres. Reseñas. Correcciones Isabel Rezmo, (Úbeda, 1975) Poeta, formadora, maestra, gestora cultural y prologuista. Miembro de varias asociaciones de escritores. Dirige y presenta el programa de radio "Poesía y Más" en Onda Úbeda; y colabora en la emisora universitaria en Jaén UNIRADIO en el programa "Desde Jayjan" del poeta Manolo Ochando. Realiza talleres de iniciación a la poesía en Ed. Primaria y Secundaria; y colabora en varias revistas digitales nacionales e internacionales. Coordinadora de los Encuentros Internacionales de Poesía que se celebran en Úbeda en el mes de junio. Sus versos han sido traducidos al rumano, armenio, inglés, hebreo, italiano catalán, portuguésy ruso en varios blogs y revistas literarias. email: isabelrezmo@gmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Artículo

To Top