Connect with us

La Poesia

En busca del activista. Entrevista a Sergio Escribano.

Entrevista

En busca del activista. Entrevista a Sergio Escribano.

La semana pasada tuve la oportunidad de hacerle una entrevista al poeta y gestor del Poetry Slam Sur, Sergio Escribano.  La entrevista estuvo compuesta por diez preguntas en las que se intentó tratar los temas relacionados con el activismo artístico que lleva a cabo la Tabacalera, así como a la definición de lo que el centro artístico representa, pasando y centrándonos en varias de ellas en los Poetry Slam, lo que son y su gestión. Y así,  finalizando con el poeta y su obra. Una reflexión del autor y creador acerca de lo que compone y lo que cree. Una entrevista plagada de confesiones e ideas claves que hacen de ella un rincón en el que merece la pena sentarse un rato.

De esta manera, damos paso al primero de los temas. Hablemos de la Tabacalera.

La Tabacalera es definida como un lugar donde los artistas trabajan para mantener el Centro Social Autogestionado  de Lavapiés, que da cabida a actividades como exposiciones de fotografía, vídeo, pintura y escultura; representaciones de teatro y danza; recitales de poesía y música; charlas y debates; bailes vecinales, comidas o talleres, pero para ti ¿qué implica la Tabacalera?, ¿la consideras un centro activista? Háblanos de los movimientos que en ella se producen como de tu colectivo Escaparate de Poesía ¿Podríamos reconocerla como un espacio para la creación y la libertad de expresión?, ¿el nuevo paradigma del arte contemporáneo madrileño?

Para mí la Tabacalera es un lugar un poco mágico, es un espacio en el que se pueden hacer realidad ideas que fuera son sólo sueños, sirve para cambiar cosas que aprecen inamovibles dentro de la sociedad. Vamos por partes. Desde la Ilustración se da por hecho que cada actividad social debe tener su espacio, pero se tiende a perpetuar las clases sociales, el único marco para cambiar de clase social es el de la burguesía y los gremios y está limitado. En ese contexto se construye el edificio de la Tabacalera -a la vez que Kant escribía Respuesta a la pregunta ¿qué es Ilustración?-, para dar cabida a las necesidades sociales de uno de esos gremios, el de licores y naipes. Más tarde se transformaría en fábrica y almacenamiento de Tabaco y muchos años más tarde sería abandonado, es entonces cuando un proyecto consigue al gestión del edificio, se trata de trabajar los problemas sociales a través del arte, un portal para desprecarizar la sociedad a través del proceso de la cultura, un punto clave para que la sociedad alcance al fin su mayoría de edad.

Puerta de la Tabacalera
Entrada al espacio Tabacalera

Enlazando con la segunda pregunta, cuando nace ese modelo de Tabacalera, muchas de las personas que lo desarrollan se ven forzadas a emigrar por la crisis y el Centro Social pierde con esas personas muchas de sus ideas, pasa a ser poco a poco un contenedor de proyectos y un Centro Social al uso, un refugio para artistas y personas sin muchos recursos en el que no se puede pernoctar y hay que cumplir una serie de requisitos que demanda el Ministerio de Cultura. Pero durante este tiempo continúa habiendo proyectos para mejorar el marco de la libre expresión, las primeras Asambleas de Podemos fueron en Tabacalera, sigue habiendo creatividad y se desarrollan con libertad muchas propuestas, la esencia continúa y en los últimos años hemos estado trabajando para volver a desarrollarla con fuerza: el arte como una herramienta de construcción social. Sí, Tabacalera es un lugar mágico. Yo no sé si es el paradigma del arte madrileño, no me he parado a definirlo, pero es la galería de arte urbano más grande del país, la sede de Escaparate de Poesía, que es la plataforma de poesía en castellano más importante del mundo, y es uno de los lugares culturales de referencia de la ciudad. Sí que somos una referencia paradigmática en muchos sentidos, pero decir que somos el paradigma del arte contemporáneo madrileño son palabras mayores, al menos desde dentro no nos hemos parado a pensarlo demasiado. Sin embargo sí que es cierto que trabajamos con los principales paradigmas globales contemporáneos y que con muchos de ellos somos la vanguardia. En cualquier caso quiero pensar que lo mejor está por venir.

Interior de la Tabacalera
Pasillos del interior de la Tabacalera

Hablemos del Poetry Slam

Hemos visto que en ella se producen actividades de todo tipo de artes, entre ellas nos gustaría hablar del Poetry Slam ¿Podrías hablarnos de qué es y en qué consiste?, ¿Estamos antes una poesía que se mezcla con la performance, ante “perfopoesía”? ¿Se entiende así la creación como una actividad conjunta entre el espectador y el artista?, ¿Como un movimiento social?

  Bueno, vamos por partes, Poetry Slam tiene elementos de movimientos sociales como puede ser la integración de reivindicaciones y la identidad colectiva, en esto puede parecerse al rap, pero el marco identitario no está limitado y el mensaje no es unívoco, con lo que más que un movimiento social estamos ante un movimiento cultural que todavía no ha tenido ningún pico de auge grande, y creo que esto es bueno. Va creciendo poco a poco pero con firmeza. Consiste en un juego público de poesía en el que cualquier persona puede participar, se trata de recitar un poema propio y que el público decida cuál le gusta más. Y aquí viene algo interesante: el Poetry Slam encarna lo que los teóricos del lenguaje consideran que es la relación emergente-actual entre artista y persona, usan una palabra concreta: prosumidor, es decir que quien es público también es creador, ya sea decidiendo quién gana, ya sea pasándose al lado del micrófono, lo que es bastante habitual. Lo que ocurre en el Poetry Slam es que se genera un ecosistema muy sostenible -en este sentido- en el que al exponerse, se dignifica la sensibilidad de la gente. Sobre la cuestión performática, es interesante esta cuestión, habría que definir performance, así que voy a explicar qué significa para mí: es una intervención que cambia intencionadamente el sentido de algo. Cantar el cumpleaños feliz todos los días a tu abuela con alzheimer es una performance, la película Goodbye Lenin! Es la crónica de una performance, y en este sentido no es una performance a nivel escénico -no se trata de eso-, es una performance colectiva que interviene cada día los paradigmas sociales.  Si hablamos del sentido arcaico de performance: actuación,tampoco las personas que actúan tienen por qué estar actuando entorno al vanguardismo inmediato del escenario -al menos no es ese el centro de la actuación-, de hecho suele obtener mejor resultado o quien es más sincero o quien ha ensayado más, sabiendo que ensayar te da mucho margen para ser sincero. Sí se trata de una performance individual en el sentido arcaico del término, no lo había pensado antes. Bueno, seguimos.

Periódicos como La Vanguardia han publicado artículos sobre este fenómeno. Hablan de la relevancia que están suponiendo estos encuentros a nivel social y de concentración. Teniendo en cuenta esta realidad ¿Consideras que este tipo de encuentros se pueden considerar patrimonio inmaterial? Además, sabemos por las localizaciones en las que se producen cuentan con ubicaciones privilegiadas como pueden ser el madrileño barrio de Lavapiés o ciudades patrimonio como Salamanca o Córdoba ¿Podrían suponer estos encuentros una fuente más de atractivo turístico?  O en el caso de lugares como Móstoles, ¿una experiencia y motivo por lo que la gente se acercaría a estos lugares? 

La UNESCO cita explícitamente el Poetry Slam en su declaración de la poesía como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, así que la respuesta a la primera pregunta es sí, para la UNESCO ya es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. La respuesta a la segunda pregunta, es sí también, los lugares más paradigmáticos suelen tener una estrecha relación con la poesía, la Alhambra, donde hemos celebrado uno de los Poetry Slam más bellos que recuerdo, es un poemario esculpido en piedra en una época en la que el que se consideraba mejor poeta gobernaba más que el rey. Obviamente sí es un atractivo turístico, con su ecología cultural y su fidelización entorno al relato de los acontecimientos, enriquecido por su relación con el espacio en que se celebran. Nuestra Gran Final la celebramos en un pueblo de la Vera de Cáceres que duplica su población durante el festival, este año aspirábamos a triplicarla, y las relaciones y las experiencias que se generan conforman un relato sin comparación, que es, en principio de lo que se nutre el turismo, con lo que el Poety Slam puede ser una de las claves del turismo sostenible.

Público votando en un Slam
Votación en un Slam

De hecho pienso que el arte va a ir sustituyendo al turismo por distintos motivos, y Poetry Slam va a ser una de las piezas claves de ese cambio. Nos damos cuenta además de que los espacios donde se celebra el Poetry Slam se paradigmatizan y se van convirtiendo en espacios de referencia.

En un artículo de la revista la-poesia.es haces esta afirmación “Me llamo Sergio Escribano y además de poeta soy el coordinador de Poetry Slam Sur, comencé llevando Poetry Slam Granada, asumí Poetry Slam Málaga, fundé Poetry Slam Cádiz, ayudé a crear Poetry Slam Algeciras -que no sigue-, me hice cargo de Poetry Slam Sevilla, fundé Poetry Slam Sur, creé Poetry Slam Móstoles, recuperé Poetry Slam Córdoba, creé Poetry Slam Lavapiés y Poetry Slam Salamanca.” ¿Cómo nace esta idea? Te vemos en una faceta que va más allá del artista y el poeta. Vemos a un gestor y coordinador de un número considerable de encuentros poéticos y, en definitiva, artísticos ¿Cómo es esta faceta? ¿Cuáles dirías que son las claves como gestor de estos encuentros? 

Bueno, esta pregunta es un poco complicada, así que la voy a tratar de responder con orden. Yo descubrí el poetry Slam en Granada, entonces Gata Cattana ya era prácticamente campeona y me lo pasaba en grande en el Slam; nos llevamos bien así que empecé a entender cómo funcionaba el juego. A mí me pareció maravilloso que hubiera una enorme sala de personas escuchándote sin tener que currarte el cartel, la programación etcétera, y que te escucharan tanto, que se metieran en el poema, era lo que cualquier poeta underground soñaría, y me parecía que estaba todo bien, lo coordinaba Ángel, el corista de Gata, un tío muy grande con un corazón gigante. Aprendí aún más cuando Gata me invitó a ir al primer Slam de Córdoba, que lo había montado ella con una amiga, nos pagaban el viaje y guardo muy muy buenas experiencia de aquello, de hecho el Slam de Córdoba se sigue haciendo en el mismo sitio, el Jazz Café. Ahí empecé a poner en práctica lo que había aprendido, ayudando un poco con el timeline de la presentadora y el asistente (que por cierto, no recuerdo cómo, resultó que sería mi buen amigo Juan Galgo, ya te digo que guardo muchos recuerdos de ese viaje, fue un auténtico delirio). El caso es que Gata se vino a vivir a Madrid, para desarrollarse con la música sobretodo, Ángel también se fue y el Slam quedó en mis manos sin buscarlo. Pensé que una red fuerte de Poetry Slam era absolutamente necesaria para la poesía contemporánea, con la mala suerte de que me iba a tocar hacerla a mí. Así fueron llegando propuestas y dije que sí a todas, y para coordinarlas con unidad y sentido me inventé la red de Poetry Slam Sur que  coordina los Poetry Slam de Granada, Málaga, Sevilla, Móstoles, Cádiz, Córdoba, Salamanca, Cronopios (en el Raval de Barcelona) y Lavapiés e incluye este año en su final a otros Slams amigos como Toledo, Tenerife o Santander. Hasta aquí, con cierto orden y saltádonos algunos capítulos que nos son importantes ahora, la genealogía. Ahora, ¿qué es lo importante? Es importante la dedicación, el orden, la continuidad, el respeto y el trabajo intenso, así como la versatilidad, y con esto me refiero a que no se trata de un trabajo que venga con recursos o el trabajo hecho, no, hay que ser muy creativo para resolver toda clase de obstáculos que surgen cada día y que tienes que saber que este trabajo no está especialmente reconocido, de momento.

Cartel marzo slam lavapiés
Cartel promocional del Slam de Lavapiés

Hablemos del arte tras el COVID-19

Me gustaría hacer referencia al agonizante presente que vivimos hoy en día a causa del COVID-19. Primero preguntarte como gestor. Hemos visto que se ha optado por realizar los slams a través de plataformas como Instagram en donde los diferentes poetas van subiendo sus obras, ¿está teniendo una buena repercusión en el público?, has notado que haya podido aumentar el número de participantes por el hecho de realizarlo por una plataforma on line? Y respecto, a todos los slams que no se están pudiendo producir a causa de la relación ¿tenéis pensado retrasarlos y realizarlos cuando esto pase? , ¿crees que este parón supondrá un problema a la hora de intentar reanudar las actividades que se han pausado? y ¿para el movimiento Tabacalera?

Bueno, llevamos ya dos Slams online en este confinamiento y de momento han sido los dos Slams online en castellano más grandes de la historia, y del confinamiento en todo el mundo -he ido a mirar las páginas de Poetry Slam internacionales más grandes que hay y parece que ninguno ha tenido tanta repercusión-, ignoro si ha habido antes Poetry Slam online con tantos participantes en algún país, la verdad, pero no me suena. Así que sí, están teniendo mucha repercusión, y yo no me esperaba tanto, además el público es especialmente activo y se involucra bastante, además de votar, comenta y nos escribe con su opinión, nos escriben muchos poetas que os acaban de descubrir preguntando cuándo será el próximo. Sobre la segunda pregunta, de hecho sí ha aumentado, en un Slam de cualquiera de nuestras sedes cerramos la participación con las diez primeras personas que se inscriben, aquí lo hemos podido cerrar con las primeras 60, y nos han escrito desde varias ciudades y varios países. Sobre los Poetry Slam que hemos tenido que cancelar: va a depender de la Final, la tenemos programada para el 24 y 25 de julio en Gargüera de la Vera, Cáceres, con los espacios para la acampada libre reservados, el Ayuntamiento pendiente, tipis con comodidades para l*s participantes y varias casas para el equipo técnico, hemos reservado además un equipo técnico especial y queríamos probar un par de cosas nuevas, además de haber pedido a Javi Romera, Juan Galgo y Mistura que nos guarden por favor las fechas, así que si cabe la posibilidad de celebrar el festival en esa fecha, lo haremos, cerraremos los Slams que haya que cerrar para saber quién representa a cada sede y adelante con todo. Este año parece que va a ser mucho mejor que el anterior, que ya estuvo increíble, además nos lo pide el cuerpo muchísimo. En este caso, una vez que tengamos la información sanitaria para podernos cuadrar y repasado cada detalle del festival, cerraríamos los Slams en los que haya empate e intentaríamos dejar la programación cerrada para la próxima temporada lo antes posible, empezando en septiembre y con todo al Festival. 

No creo que el parón suponga un problema en el contexto del interés de la gente, cada vez más gente tiene más ganas de Slam, si que puede ser un poco problemático el tema fechas en cada espacio, pero seguro que nos arreglamos bien con eso. Con Tabacalera yo creo que nos ha venido bien parar un poco, firmamos la renovación con el Ministerio justo antes del confinamiento, llevamos ya varios meses de reestructuración interna y han sido muy intensos, desgasta mucho trabajar así. Yo confío mucho en mis compañeros y creo que vamos a volver con ganas de cerrar los flecos que nos quedan para poder abrir en las mejores condiciones lo antes posible. 

Cartel promocional slam COVID-19
Cartel promocional Slam del COVID-19

Ahora querría preguntarte como creador. Se ha comentado la idea de que “tras el COVID-19 no se puede crear arte” como la célebre frase de Auschwitz ¿Crees que esto es posible?,  ¿que tras esta crisis la producción de arte en todos sus manifestaciones caerá o que por el contrario en posible que nazca una generación entorno a la cuarentena?

  Me hace gracia la cuestión porque ese planteamiento viene de una sección de la escuela de Franckfurt que nunca creyó en el arte y de alguna manera trataba a Walter Benjamin como una entidad exótica. Habrás visto que últimamente estoy jugando a romper sus paradigmas. Van a cambiar los paradigmas y van a cambiar las relaciones de la sociedad con su arte, y creo que sé entre qué tres caminos se van a dar. Pero lo voy a probar antes de decirlo, no vaya a ser que me equivoque. En cualquier caso, como pistas: la dignidad de una sociedad se manifiesta en su poesía (Esto lo dice también la UNESCO, y más gente, podríamos cambiar poesía por arte, si queremos, pero en este caso por una sencilla razón no conviene) y últimamente la humanidad tiende a escribir ella misma su propia historia.

Hablemos de tu obra

Centrándonos más en tu opinión personal, ¿qué es para ti el activismo artístico?

La respuesta fácil sería “no lo sé”, pero me has pedido mi opinión personal, así que allá vamos. Al principio del videoclip de la canción de Nacho Vegas: La Gran Broma Final, una cuenta atrás va bajando y cuando llega al 2 se para, generando una sensación extraña, mágica. Eso es arte, rompe lo predecible, el devenir del lenguaje y lo hace comprensible e incomprensible al mismo tiempo. Imaginemos, aunque no hace falta imaginar demasiado, que el mundo está repleto de bombas para la sociedad que tienen una cuenta atrás -de hecho es así, nuestro mundo es lo que hay entre un estructura social y su parcheo temporal, ahora más que nunca-: el arte activista consiste en identificarlas, visibilizarlas, y desactivarlas por su propio lenguaje, es decir, salvando su relato pero desarticulando su lenguaje. Esto, que puede parecer muy abstracto, no lo es y tiene mucho que ver con el papel de Tabacalera en el mundo y con la teoría de Waltrer Benjamin: encontrar los problemas y reciclarlos a través del arte, primero visibilizando el conflicto y su logos, y luego visibilizando al menos un horizonte alternativo e integral (unificando los distintos relatos, me parece que decía, o igual esta parte me la estoy inventando yo). Sin embargo existe un movimiento activista internacional, su fundadora ha trabajado a veces en el Slam de Tabacalera y no solemos estar de acuerdo, así que volvemos al principio, yo no lo sé; su propuesta es protestar y generar conciencia a través del arte. A mí no me parece suficiente. 

¿Te consideras un artista activista? ¿Por qué? 

Yo sólo quiero un mundo mejor, más digno y más bello, y poder disfrutarlo.

Sergio Escribano en un Slam de poesía
Sergio Escribano

Llegados a este punto nos gustaría que nos hablaras de tu obra, especialmente la que más tenga que ver con el activismo político ¿Podrías describirnos brevemente, en tu caso, cuáles son las principales ideas que deseas hacer llegar? y ¿cuál crees que es la mejor manera para hacerlo? 

Lo que yo intento transmitir es la dignidad de la realidad, de una realidad o de una parte de la realidad, sea cual sea, y no siempre lo consigo. Creo que la mejor forma de conseguirlo es la honestidad, pero la honestidad también se entrena. Además a veces resulta hiriente y hostil, y esto es problemático. 

En ocasiones se ha vinculado a los artistas activistas como aquellos que han dejado de lado la idea de explicar el mundo a través del arte y optan por el papel consejeros ¿Crees que esta afirmación es real? En el caso de que no sea así ¿Cuál sería la definición más acertada? 

La verdad es que no lo sé, no creo que la categoría de artista activista sea omnímoda, aunque sí que se identifica con el arquetipo de una tribu global que tiende al autoritarismo ético, cayendo en muchas contradicciones por el camino, por cierto. Por lo tanto podemos pensar que es una especie de marca o eslogan que tiene una cierta utilidad dentro del arte y dentro del activismo, una cierta utilidad o un cierto papel parecido al absolutismo. Si así fuera, si el paradigma del activismo fuera una autoridad ética en lugar de una moral sin cánones a priori, entonces yo no soy un artista activista, soy otra cosa, sin embargo me parece que peleo por un arte integrado en los cambios sociales y unos cambios sociales en los que el arte es esencial. Lo sabes por la últimas reivindicaciones que hemos defendido desde Escaparate de Poesía.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Entrevista

To Top