Connect with us

La Poesia

Entrevista a Daniel Mustieles

Daniel Mustieles

Entrevista

Entrevista a Daniel Mustieles

Hemos vivido una situación inédita últimamente y esto tiene muchas implicaciones en el mundo de la cultura, desde el día a día, la situación económica de la mayoría y varios dramas personales al ya palpable cambio de cánon. La última vez que hubo una circunstancia semejante en Occidente, surgió el Expresionismo, así que hemos decidido documentar estas circunstancias de primera mano a través de varis artistas a ls que les hacemos una serie de preguntas.

  1. ¿Ha cambiado tu forma de vestir últimamente? ¿Dónde estás? ¿Qué llevas puesto?

Estoy en casa, teletrabajando (¡por fin!) y suelo ir con unos vaqueros viejos o un pantalón ancho de pana, una sudadera y las zapatillas de andar por casa

  1. ¿Cómo viviste el principio de la declaración del Estado de Alarma?

Supongo que con la misma incertidumbre que el resto de mis compañeros, pero contento por poder trabajar desde casa y evitarme los casi 100KM de coche diarios y estar metido en el curro todo el día. Desde casa se hace menos pesado y le gano dos horas al día procuro aprovechar todo lo que puedo.

  1. ¿Qué es lo más llamativo que recuerdas de este proceso, lo que más te haya llamado la atención, lo más visual?

Creo que, aparte de la anécdota del papel higiénico, lo que más me ha sorprendido es lo de los aplausos a las ocho en punto de la tarde. Me resulta muy curioso ver cómo la gente se lo ha tomado tan en serio, algo que contrasta con las cifras de multados y detenidos por saltarse el confinamiento. Por no hablar de esos bochornosos carteles en los portales pidiéndo al algún miembro del personal sanitario que se vaya a vivir a otro lado porque les pueden contagiar. Por supuesto son casos aislados pero son el reflejo de una misma sociedad.

  1. Imaginemos que el virus se ha enviado desde el futuro por un grupúsculo de humanos supervivientes más desarrollados en algunos ámbitos científicos con el objetivo posible de prevenir el contexto del cambio climático. ¿Cómo desarrollarías este escenario literario?

Probablemente ellos mismos acabarían infectados a la larga por el virus o, en caso de realmente evitar el cambio climático y respirar un aire más limpio y puro, morirían por la falta de contaminación a la que genéticamente estarían acostumbrados y necesitan para vivir. Me parecería una manera demasiado malvada de hacer la cosas, aunque el fin sea bueno… por eso en cualquier escenario que imagine acabarían muertos por sus propias acciones.

  1. ¿Cuál ha sido para ti la principal diferencia con “la normalidad”?

Trabajar desde casa ha sido un gran cambio para mi y me he adaptado mejor de lo que esperaba. Sí es cierto que echo de menos la otra parte de «la normalidad»: poder ver a familiares y amigos, pasear, tomar una cerveza en un bar o simplemente salir a la calle sin que ese sencillo acto me parezca algo extraordinario.

  1. ¿Cómo has vivido dentro del ámbito cultural el confinamiento?

Por un lado me ha afectado bastante ya que tenía varias presentaciones de mi libro y/o recitales ya cerrados y tuve que cancelarlos, pero he descubierto los directos de Instagram y me ha permitido no sólo poder presentar y recitar mis versos sino también conocer a otras personas con gustos e intereses similares y poder hacer cosas juntos a pesar de vivir a muchos kilómetros de distancia.

  1. ¿Cuáles crees que serán los principales desafíos culturales después del confinamiento? ¿Y los tuyos?

Creo que tardaremos un tiempo en volver la normalidad de los conciertos multitudinarios, los bares abarrotados de gente para escuchar poesía o la salas de cine codo con codo en un gran estreno pero estoy seguro de que lo recuperaremos. Todo lo que se ha hecho y se está haciendo en redes será sólo una baldosa más de un camino que hacemos entre todos, pero no quitará lo que ya teníamos.
Yo por mi parte intentaré acercarme a aquellas personas y lugares que estoy conociendo estos días y trataré de no perder el contacto ni el ritmo de consumo o creación de «cultura virtual».

  1. ¿Crees que habrá cambios en los contenidos y en las formas? ¿Cuáles?

Sí, creo que los eventos en redes sociales han abierto una ventana hasta ahora casi desconocida y que han supuesto una gran ayuda para que personas de diferentes localidades se puedan acercar y compartir ideas, versos y palabras. Eso no se va a perder, aunque posiblemente haya que adaptar los horarios a la vida que teníamos antes, pero tendrán su hueco y seguirán creciendo y mejorando con el tiempo.

  1. ¿Qué crees que habría que cambiar en el marco de esta crisis para que el sector prospere?

Creo que el confinamiento ha abierto los ojos a muchas personas y han descubierto los libros y la lectura. Eso es bueno, tal vez dejen de mirarnos como a bichos raros y se valore un poco más lo que hacemos, pero hay que seguir promocionando y llevando la cultura en todas sus facetas a las casas, transmitiendo el mensaje de que la persona que escribe un libro o graba un disco no vive de limosnas ni es un hobby que practica cuando sale de su «trabajo de verdad». Que el arte y la cultura sí pueden ser algo con lo una persona se gane la vida.

Un loco que empezó con escritura emocional y automática hasta que un día Jesús Urceloy hizo explotar su cabeza y le descubrió que tal vez llevaba algún tiempo escribiendo poesía sin saberlo. Ha publicado su primer poemario, Piedra, papel, palabra (Colección Verso y Color, Adarve Editorial), y sigue delirando versos sobre el papel en blanco siempre que su (maldita) musa se lo permite.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Entrevista

To Top