Connect with us

La Poesia

Entrevista a Daniil Romanov

Actualidad

Entrevista a Daniil Romanov

Entrevista a un profesor exiliado como jardinero

Hemos vivido una situación inédita últimamente y esto tiene muchas implicaciones en el mundo de la cultura, desde el día a día, la situación económica de la mayoría y varios dramas personales al ya palpable cambio de cánon. La última vez que hubo una circunstancia semejante en Occidente, surgió el Expresionismo, así que hemos decidido documentar estas circunstancias de primera mano a través de vari*s artistas a l*s que les hacemos una serie de preguntas.

1. ¿Ha cambiado tu forma de vestir últimamente? ¿Dónde estás? ¿Qué llevas puesto?
Sí. He pasado a vestir cada vez menos. El virus me pilló de vacaciones en Tailandia. Al estar trabajando de profesor en China, lo tenía crudo para volver. Por lo que terminé de jardinero en unos bungalows, sin apenas ropa, ya que todo mi arsenal está en China. Viajaba con una mochila pequeña.
Explico estas circunstancias personales para justificar que a menudo vaya en bañador o no lleve ropa interior, y mi prenda de vestir más común (y la que llevo ahora mismo) sea la bata.
Ir a pecho descubierto está justificado, ya que el resort está cerrado y sin clientes. Somos todos familia.

2. ¿Cómo viviste el principio de la declaración del Estado de Alarma?
Riéndome de que España no lo viese venir. Riendo por no llorar, vaya.

3. ¿Qué es lo más llamativo que recuerdas de este proceso, lo que más te haya llamado la atención, lo más visual?
El dinosaurio sacando la basura.


4. Imaginemos que el virus se ha enviado desde el futuro por un grupúsculo de humanos supervivientes más desarrollados en algunos ámbitos científicos con el objetivo posible de prevenir el contexto del cambio climático. ¿Cómo desarrollarías este escenario literario?
Yo es que con la ciencia ficción no jodo… (pensar solo en intentar entender los viajes a través del tiempo ya me da dolor de cabeza)

5. ¿Cuál ha sido para ti la principal diferencia con “la normalidad”?
En la rutina, como todo el mundo, no salir etc. Además de que este virus me ha hecho pasar de ser un profesor en China a un jardinero en Tailandia. Pero a gusto. Mi entorno, tanto en lo natural como en lo social, es mejor aquí.
Las crisis además sacan lo mejor y lo peor de la gente. Y aunque también está sacando mucha mierda, lo cierto es que me está sorprendiendo gratamente el espíritu de comunidad y apoyo, y la positividad que está surgiendo en mi entorno de amigos y familia en España. Cuando hago videollamadas, los veo sonriendo. Y apreciando lo bueno. Todos hablamos del momento para hacer parón y darnos a la introspección. Es casi como una oportunidad para la espiritualidad. O la relajación. Yo, por ejemplo, me llenaba el tiempo con compromisos sociales. Ahora, con el virus, estoy intentando retomar viejos buenos hábitos como la lectura o el dibujo. No creo que me dure, pero lo poco que haya hecho ya me satisface.

6. ¿Cómo has vivido dentro del ámbito cultural el confinamiento?
Supongo que ahora olerá más a rancio.

7. ¿Cuáles crees que serán los principales desafíos culturales después del confinamiento? ¿Y los tuyos?
Pasar la cultura al mundo online. Y que, entre instagram* y videojuegos, haya hueco para podcasts y blogs.
*Falsa contradicción: en realidad sé que instagram puede incluir arte.

8. ¿Crees que habrá cambios en los contenidos y en las formas? ¿Cuáles?
Bueno, como he dicho, creo que el arte vivirá un proceso de digitalización. Este mismo blog es un ejemplo. Pasar de la letra impresa al blog. Instagram como posible unión de fotografía, dibujo, teatro y poesía. Todo está en constante cambio, y si la gente así lo desea, los formatos alcanzarán una mayor diversidad. Si no lo han hecho ya.
Sobre contenido, no creo que haya grandes cambios. Creo que en el drama humano, llevamos hablando de los mismos temas desde siempre, solo con distinto enfoque.

9. ¿Qué crees que habría que cambiar en el marco de esta crisis para que el sector prospere?
La crisis de la cultura (si es que la hay) sería una crisis de los valores y la educación.
Abrid escuelas para cerrar Gran Hermanos.
Y perdonad por el elitismo, intento entender la multiplicidad de estilos de vida y no me creo mejor que nadie. Pero lo repito. Abrid escuelas para cerrar Gran Hermanos.

Muchas gracias, ha sido un placer 🙂

¿Qué día ha de pasar para volverme viejo? ¿Qué pelo se me ha de caer para convertirme en calvo? ¿Qué neurona se me ha de morir para transformarme en imbécil?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Actualidad

To Top