Connect with us

La Poesia

Esto no es una entrevista muy normal

Entrevista

Esto no es una entrevista muy normal

Esta no es una revista muy normal, yo no soy una persona muy normal y las entrevistas que aquí aparecen tampoco son muy normales. Venimos de un año fuera de todos los cánones, así que nuestra presencia en la nube literaria tampoco chirría demasiado, pero vamos a ver si puedo atinar la circunstancia un poquito. A lo largo de los últimos meses he intentado poner en marcha entrevistas que rompieran el principio de individualidad de la obra de arte, llevando a cabo preguntas actuales que transgredían, en varias dimensiones, a varias personas que tienen relaciones diversas con el mundo del arte, para publicarlas en esta página, y he podido hacerlo con una continuidad tremendamente lamentable. Cuatro entrevistas de este tipo, si no recuerdo mal, ha habido. Aunque sé que las preguntas no eran malas y que las respuestas dadas producían la sensación de una “colección de realidad” o “marco diverso de lo real” súmamente interesante (como para 3 ó 4 tesis), en ningún o casi ningún caso las personas que respondían tenían ningún tipo de problema con habilitar una diversidad de razones. Sí que había algunas disonancias lógicas, como que yo mismo respondiera a mis propias entrevistas, con una consciencia absoluta sobre lo que más me apetecía leer cuando redactaba la pregunta.

A esto hay que sumarle la búsqueda de imágenes que ilustren la entrevista y el uso más o menos ducho del programa que utilizamos para publicar en el portal de la revista -que en realidad no es tan diferente del que usa la prensa profesional, pero sí más accesible-. Hay que sumarle también que soy una sola persona con una multitud enorme de tareas, responsabilidades y proyectos y mucha y cada vez mejor competencia. Todo un conjunto de realidades que hacen que seguramente no te hayas parado demasiado en estas entrevistas.
Sin embargo desde hace unos días estoy aislado, por posible coronavirus y una infección en la garganta, me he pasado un par de días dando vueltas por la cama entre la fiebre y los sudores y bueno, ahora que me voy recuperando, doy por terminada la temporada 2020, mi libro nuevo está en la imprenta (con retraso, ciertamente) y puedo hacer un poco de balance de lo que he venido haciendo los últimos meses -que no lo voy a hacer aquí, pero creo que he tomado las decisiones correctas- voy retomando actividades que tengo anotadas en mis quehaceres.

Foto de Ana Tristán en Faro Sardina, Gran Canaria. Alejandra Martínez de Miguel y Sergio Escribano.

La siguiente tarea que tengo anotada es transgredir el formato de entrevista colectiva transgresiva a través de la entrevista que me preparó Rebeca Pascó Soto. ¿Cómo ocurrió esto? Creo que la historia es mínimamente digna de ser contada. Rebeca publica a diario en sus redes sociales fragmentos de un libro que se llama Paredes. Normalmente acompañado de una foto. Los versos, finísimos y pararreferenciales necesitan un par de ingredientes para poder volar en ellos: O bien ser consciente de la mayor parte del conglomerado colectivo epistémico que condensa -saber todas las fuentes de las que bebe-, que en el caso de Rebeca es imposible porque lee demasiado, o bien cabalgarlos sabiendo que muchos están escritos en Marruecos, donde le pilló la ruptura del espacio-tiempo que fue el confinamiento. Pero no he venido aquí a hablar de los poemas de Rebeca. Hablábamos durante el confinamiento, me decía que le hubiera gustado responder esas entrevistas, pero que no podía hacerlo con el móvil, que le hubiera gustado contar cómo lo había vivido ella. Por esto, cuando pensé en cómo romper de nuevo el formato contemporáneo de entrevistas culturales pensé también que ella debía de redactar la primera.
¿A alguien le interesa qué paradigmas y qué factores he tenido en cuenta a la hora de poner en marcha este nuevo formato? ¿Cuáles son las principales características? ¿Qué cambios hay? Pues otro día lo contamos. Vamos a ir con la primera entrevista de este formato, la que me ha dedicado Rebeca.

Sergio Escribano y Alfonso Gardi

1) ¿Cómo percibes la incertidumbre? ¿Como objeto que provoca un sentimiento o como sentimiento provocado por un objeto? 

Bien, entiendo que no se está esperando que dé una definición de incertidumbre, que creo que sería más fácil, porque podría decir que es el efecto de inmediatez desconocida, la fuerza de un acontecimiento que está por venir del que sólo sabemos que no sabemos nada, si no que tengo describir cómo siento esto, y esto es más difícil, porque no lo sé. Así que voy a intentar recrearlo. Supongamos que tengo que describir lo que siento ante una incertidumbre, entonces… Si las certidumbres fueran cosas que veo extensas en la circunstancia del ahora -qué interesante de repente-, la incertidumbre sería la ausencia de estas cosas, entonces se parecería mucho a lo que algunos han venido a llamar el desierto de lo real. Nada que ver con el libro de Zizek, afortunadamente. Este espacio de la incertidumbre, si además proyectara el presentimiento de peligros reales (ojo que el verbo proyectar tiene sus propias implicaciones), en lugar de un desierto sería un bosque ignoto, un bosque allende que vendría hacia el ahora, así lo siento, creo.

Y creo que lo percibo más como un objeto, porque creo que entre las cosas que cabe preguntarse es por los límites de ese espacio, cuánto mide ese desierto, unos milímetros o si es más grande que el Sáhara, es algo se puede estimar; igual que su peso o fuerza de gravedad. En concreto lo percibo como noúmeno, como objeto imaginario. Y es curioso porque nuestra vida es insignificante en comparación con todo lo que ignoramos y que acontece, en comparación con la incertidumbre, si la incertidumbre fuera un valor absoluto. 

Sergio Escribano y Pablo Cortina en la Final de Poetry Slam Escaparate 2020, NuBel, Museo Reina Sofía. Madrid. Foto: Alba Laina

2) ¿Qué novela hispana o hispanoamericana ilustraría esta situación? 

Pedro Páramo, de Juan Rulfo.

3) ¿Qué libros, escritos o redes sociales recomiendas para un confinamiento? ¿Por qué? Cita tres autores y tres autoras.

Veamos, por partes. Un ensayo primero: Después de Nietzsche, de Colli. No tanto porque ayude a entender mejor el nihilismo, ni porque sitúe el pensamiento de nuestra sociedad en un punto que tiene toda la pinta de estar empezando a florecer (y he visto empezar a florecer muchas flores) como por ser un punto de partida neutro -más o menos neutro- para pensarse que es bastante interesante. Una novela: me gusta mucho Sherlock Holmes, pero creo que aquí elegiría el Retrato de Dorian Grey, de Oscar Wilde, porque estamos hablando de un confinamiento, que es un momento de mucha intimidad, y tener un marco literario como éste del que importar belleza me parece importante. Para el poemario no sé yo si sería capaz de hacer una verdadera recomendación, soy poco transigente en el tema. Voy a elegir el comodín del público. Sobre escritos, precisamente durante el confinamiento encontré una majestuosa colección de fotocopias de algunos de los mejores relatos jamás escritos en castellano. Había maravillas de Ana María Matute, un encargo a García Márquez sobre la magia completamente exquisito y así hasta juntar un buen taco. Yo creo que me quedaría con Ana María Matute entonces. Aunque en esta revista creo que también hay materiales que están muy ricos.

Vamos con las citas:

“Vendrá la muerte y tendrá tus ojos”, Pavese.


“Hay que inventar la vida porque acaba siendo verdad”. Ana María Matute.

“En la vida están todos los papeles de las obras de teatro, lo malo del mundo es que el reparto es lamentable”. Oscar Wilde


“Tu oficio, poeta, es esculpir utopías donde no puede haberlas.” Gata Cattana

“Preguntarme por qué no escribo desemboca inevitablemente en otra inquisición mucho más azorante: ¿por qué escribí?” Jaime Gil de Biedma.

“Sobrevivimos sólo porque usamos las palabras” Inger Christensen.

4) ¿Crees que con está situación es viable renovar las normas del escenario cultural? ¿En qué sentido?

Siempre es viable renovar el escenario cultural, como diría Aristóteles, sólo hay que hacer coincidir la potencia y el acto, y en ello estamos. Traducido: Cuando alguien con poder fáctico se ponga de acuerdo con alguien con capacidad creativo-técnica iremos rápida e irremediablemente a una nueva dimensión cultural, y en ello estamos.

En otros términos: el panorama cultural determina las condiciones de posibilidad de cualquier proyecto de sociedad, por eso, siempre, los EEUU han invertido tanto dinero en su cine. Cuando alguien a quien le interese esto se de cuenta del poder que puede suponer la cultura en castellano, estaremos hablando en otros términos.

Sergio Escribano, Miriam Martins, Alfonso Gardi y Oscar Rough en Talavera de la Reina.

5) ¿Cuál es tu día de la semana preferido? 

Hace tiempo que perdí la noción de los días de la semana, me afecta porque cada dos lunes tengo asamblea y los fines de semana hay más gente por la calle y me cambian los horarios de los autobuses. También porque procuro hacer coincidir los shows con los días en los que más gente puede asistir. Por lo demás, todo correcto.

6) ¿Crees que el arte y lxs artistas tienen que estar comprometidos políticamente? 

Es una pregunta compleja. La respuesta, si yo fuera dualista, sería que no, los compromisos son con las personas, con sus constructos epistemológicos; seguiría diciendo que el arte está muy por encima de la política y que de hecho, la política es una pequeña rama del arte que ha dado ya demasiados problemas. Pero creo que ya no soy tan dualista y sí un poco más situacionista, así que la respuesta es sí. El arte tiene que tener al menos dos compromisos con la política: el primero es el de visibilizar los conflictos sociales a través de las obras de arte. Es una labor bellísima que, desde Goya, es además uno de los paradigmas del arte contemporáneo, y lo podemos apreciar en muchas dimensiones. El segundo compromiso es el reconocerse como sujeto político y empezar por desprecarizarse, a sí mismo y a su contexto. Cabría un tercer compromiso, validar estas dos primeras premisas para toda la sociedad.

Sergio Escribano y Juan Galgo

Y aquí quedaría la entrevista, ilustrada con fotografías aparentemente inconexas de distintas autorías y de momentos diferentes a lo largo del año pero que al final han tenido un peso específico en la balanza del ángel o la diosa que encargue de sopesar el paso del tiempo -ya no sé quién se hace cargo ahora de esto-. El caso es ahora poner en marcha este nuevo modelo de no-entrevista-paraindustrial que había quedado en standby hace unos meses. Y se hará así:

1: Introducción. Escriba una introducción que contextualice su situación actual, la idea es abrir una puerta o una ventana hacia su fantasía así que evite en la medida de lo posible hacer referencias a la entrevista. Puede hablar de sus últimos trabajos creativos, sus siguientes productos, escriba en torno a esta circunstancia.

2: Copie las preguntas de la última entrevista. Podrá saber cuáles son las últimas porque estarán en la sección “Entrevistas” de la-poesia.es.

3. Cambie al menos una de las preguntas por otra de las propuestas por cualquiera de las personas que las han respondido. Añado aquí a continuación una sección para incluir nuevas preguntas.

4. Entrevista: Responda ordenadamente a las preguntas elegidas.

5. No cambie la sección 7, la de hacer preguntas. Siempre hay que hacer preguntas.

6. Publique la respuesta con fotos, no necesariamente vinculadas. Mola incluir algún vídeo, aunque aparentemente no tenga nada que ver.

A continuación, copio el formato completo:

Introducción

1) ¿Cómo percibes la incertidumbre? ¿Cómo objeto que provoca un sentimiento o cómo sentimiento provocado por un objeto? 

2) ¿Qué novela hispana o hispanoamericana ilustraría esta situación? 

3) ¿Qué libros, escritos o redes sociales recomiendas para un confinamiento? ¿Por qué? Cita tres autores y tres autoras.

4) ¿Crees que con está situación es viable renovar las normas del escenario cultural? ¿En qué sentido? 

5) ¿Cuál es tu día de la semana preferido? 

6) ¿Crees que el arte y lxs artistas tienen que estar comprometidos políticamente? 


7) Deja al menos una pregunta.

(cambia al menos una de las 6 primeras preguntas por una de las preguntas descritas por otra persona, que en este caso, y al estar disponible sólo esta primera, serían las mías: -¿Quién crees que eres?
-¿Qué hace una persona como tú en un sitio como éste?)

Despedida, recordando a quien quiera responder a las preguntas que busque esta entrevista. Y aquí viene esta respuesta: Si ya tienes una cuenta en la-poesia.es ya sabes qué hacer. Si no la tienes y quieres responder a la entrevista escribe a escaparatedepoesia@latabacalera.net y, cuando pueda, te responderé.

7) Deja al menos una pregunta:

-¿Quién crees que eres?
-¿Qué hace una persona como tú en un sitio como éste?

Foto: Ecléctica. Las Palmas de Gran Canaria

Poeta y filósofo, redactor en la-poesia.es, campeón de Poetry Slam Málaga 2017 y del I Poetry Slam Intenazionale (Lecce). Ha publicado Para ti la razón para mí la belleza, La Plaga y Restos de un mapa. Fundador del Escaparate de Poesía, el Versódromo, Poetry Slam Cádiz, Poetry Slam Móstoles, Poetry Slam Lavapiés, Poetry Slam Sur y Ediciones Trasnochadas. Expresentador de Poesía en su Tinta. Facedor de más movidas. Sálvame Deleuze.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Entrevista

To Top