Connect with us

La Poesia

Luella Miller o cómo ser vampiro en cuarentena

Entrevista

Luella Miller o cómo ser vampiro en cuarentena

Hemos vivido una situación inédita últimamente y esto tiene muchas implicaciones en el mundo de la cultura, desde el día a día, la situación económica de la mayoría y varios dramas personales al ya palpable cambio de cánon. La última vez que hubo una circunstancia semejante en Occidente, surgió el Expresionismo, así que hemos decidido documentar estas circunstancias de primera mano a través de vari*s artistas a l*s que les hacemos una serie de preguntas.

1. ¿Ha cambiado tu forma de vestir últimamente? ¿Dónde estás? ¿Qué llevas puesto?

Mi forma de vestir… ¿por dentro o por fuera?

Estoy en mi balcón…, con una sudadera XXL, calcetines desparejados y gafas de designada miope. Lo del pelo lo dejo a vuestra imaginación.

2. ¿Cómo viviste el principio de la declaración del Estado de Alarma?

Pues aún sonando egoísta, creo que necesitaba parar… Bajarme del ritmo que me había ido auto imponiendo sin a penas percibirlo. Vivo con dos adolescentes y lo cierto es que las tres lo percibimos como un bálsamo dentro de nuestra posición privilegiada de ser aventajadas de la diosa Higía…

3. ¿Qué es lo más llamativo que recuerdas de este proceso, lo que más te haya llamado la atención, lo más visual?

El silencio. Memento mori… La sutileza de la barbarie anidada en los átomos. La percepción de saberte desnuda, sin escudos. La sensibilidad que produce el que la Naturaleza te sitúe, como especie, en el lugar que mereces. Pequeñez y universalidad al unísono… Mirar dentro y verte (sin excusas).

4. Imaginemos que el virus se ha enviado desde el futuro por un grupúsculo de humanos supervivientes más desarrollados en algunos ámbitos científicos con el objetivo posible de prevenir el contexto del cambio climático. ¿Cómo desarrollarías este escenario literario?

¿El escenario de ese supuesto futuro desde donde nos hacen llegar el virus? Bueno…, verde. En verde, en azul, en luz, en limpieza… No veo humanización, tan solo naturalización.

Sin prisas,

ni horarios,

ni relojes llenos de tiempo que nos falta.

Veo humanos de colores entrelazados,

sin excusas.

Honestidad.


5. ¿Cuál ha sido para ti la principal diferencia con “la normalidad”?

El escuchar los instintos. El atender a los ritmos naturales. Comer, cuando tenemos hambre. Dormir, cuando tenemos sueño.

6. ¿Cómo has vivido dentro del ámbito cultural el confinamiento?

Con «salidas del armario». Muchos y muchas de los considerados «consagrados» han dejado entrever su ego. Muchos y muchas de los considerados «don nadies» hemos dejado entrever nuestro ego.

En resumen, hay que dar muerte al ego.

Hace unos días me llamó la atención la publicación de una ilustradora encumbrada del panorama nacional donde apuntaba que sólo lo que ella y sus colegas consideraban cultura era válido, lo demás era entretenimiento y quedaba considerado como cultura por el enjambre de incultos que quieren arañar esa élite de ella y los suyos… Caen las piezas del tablero solas… Ejercicio de soberbia que no falte… En fin. Bastante ridículo.

7. ¿Cuáles crees que serán los principales desafíos culturales después del confinamiento?

Pues creo que va a ser irremediable el empobrecimiento, económicamente hablando, de la población, en general… Uno de los grandes desafíos de la cultura como empresa y transacción va a ser poder mantenerse a flote, emprender nuevos proyectos… Que las obras salgan y se pague por ellas… Ahí es donde está el quid de la cuestión. Reinvención.

¿Y los tuyos?

Mis proyectos siguen en marcha, de momento.

En breve, publicación de un álbum ilustrado junto al genial ilustrador Raúl Estal y, publicación también de mi próximo poemario… Eso sí, el tema de ventas y presentaciones… ahí ya no sé lo que nos vamos a encontrar. Lo dicho, reinvención.

8. ¿Crees que habrá cambios en los contenidos y en las formas?

Sobre todo en los contenidos, un hecho histórico como el que estamos experimentando no va a dejar indiferente al mundo de la cultura internacional.

¿Cuáles?

El aislamiento, la soledad, la enfermedad, la muerte, el respeto por el medio natural, el cambio de visión, de ritmo, de percepción… Todo ello influirá, seguramente, en las próximas producciones artísticas que vean la luz a medio plazo.

9. ¿Qué crees que habría que cambiar en el marco de esta crisis para que el sector prospere?

¿Cambiar el marco? ¡y qué mas nos da el marco! El problema está en las mentes y en que seguimos pensando que la sociedad es algo que flota en la inmensidad del universo cuando somos nosotros los que la conformamos. El problema está en que no somos serios, en que ni nosotros mismos (creadores, artistas…) vemos más allá. Hay que cambiar la percepción de la cultura y del arte como algo de segunda. Hay que cambiar la percepción de entretenimiento, porque, mientras se siga anclado a estos paradigmas, poco nos importa el marco… Hay que empezar desde dentro.

– Muchas gracias, ha sido un placer 🙂

– Gracias a vosotros, voy a abrirme una botella de vino… Hasta pronto.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Entrevista

To Top