Connect with us

La Poesia

Exorcismo al ajillo

Literatura

Exorcismo al ajillo

El que busca encuentra

Entre los trazos blancos y negros de mis escaleras de mármol veo perfilados rostros humanos. Hay uno de un señor engalanado con chaqué. Otro demoníaco de un niño pequeñito. Hay una cara que tiene frente de huevo.
Al principio me asustaba. Además me acordaba de fenómenos paranormales de baja estofa como las caras de Bélmez y pensaba “Ay señor, ya no puedo caer más bajo”.
Pero un dia, haciendo pollo al ajillo, me di cuenta que, si me fijaba, las tajadas de pollo también formaban rostros rosados o pardos, algunos tirando a dorado, en la sartén. Todo el asunto perdió mucho misticismo y mis temores se esfumaron entre los vapores del vino.

Nací Aprendí a escribir Me rayé Me escondí Se me fue la pinza Escribí Me largué Seguí escribiendo Me casé Parí dos hijos Tiré todo lo que escribí Escribí otra vez Exploté

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Literatura

To Top