Connect with us

La Poesia

Poesía

A media cuarta

Me vuelco,
como un jarrón tambaleante
repleto de agua,
sobre la mesa que tienes en frente,
solo por ver
si puedo llegar a mojarte los pies.

Es tanto
el amor que te tengo callado,
escondido en los carrillos,
que se me derrama con cada palabra.

Escrituras
atropelladas
colapsan
cada idea
que corretea
por mi cabeza,
desordenadas
a tropel
tropiezan con el aire
que se entrecorta.

A media cuarta del fallo,
fijo la vista en tu boca,
en la manera en la que te humedeces el labio
después de fumar,
por pararme a soñar dos segundos,
solo dos segundos
que quiero hacer eternos.

Ojalá
en algún cuaderno,
ojalá también en la memoria,
si no se deshace con el tiempo,
con el viento
o con la voluntad.

Toda tú en todo yo,
tratando de devorar lo humano de estar vivos.

Quiebro en calambres que hacen vibrar la herrumbre de tendones y ligamentos, órganos y corazón,
que retumban y rotan queriendo cambiar de sitio.

Porque
si estás cerca
me revuelco
buscando un hueco
en el que estar cómodo,
como un perro.

Me despegas de mi mismo,
deshaciendo ser y piel en tiras
que,
sobre la mesa,
se secan al sol.

Y no sabes nada,
todo esto pasa y tú no sabes nada,
que desde que viera tu costado desnudo yo ya no camino recto ni pienso con orden.


Gran Canaria// '94// Educador Social

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Poesía

To Top