Connect with us

La Poesia

Poesía

Dios ha muerto

Claro que hay un dios que ha muerto

Y era necesario.

Hay un dios que estaba siendo utilizado como mercado en la plaza

Y encima caro.

Un dios que nació de lo pobres no se vende

Un dios que nació de una virgen no se corrompe

Un dios que sufre, sino se ama, duele.

Claro que hay un dios que ha muerto,

Para sobrevivirse al verdadero,

Para quitarse la sombra que no acompaña.

Para bajarlo del cielo

Y traerlo al cultivo del granjero.

Ya era hora que se fuera la mascara de ese misticismo que te compra días eternos.

De aquel que jamás perdona, o que odia por una razón elevada.

Yo, no conozco a ese dios que esta enterrado en un museo de la plaza

Sino al que veo en los ojos de las personas que me acompañan.

Lo veo en la necesidad del hoy,

Lo veo en la esperanza del mañana

Lo veo en el perdón del ayer.

Allí veo a dios. Noche tarde y mañana.

Y cuando la luz no es clara. Hace de farol.

Y cuando la vista cansa, hace de bastón.

Y así siempre, aparece cuando uno lo extraña.

Y sin preguntar también. Porque dios no es un pedido a domicilio

Que viene cuando simplemente a nosotros nos da gana.

Era necesario la muerte de ese dios.

Porque no era el que había en el corazón

Del niño que busca respuesta

Desde que sale al sol, al acostarse en la cama,

Ha muerto un dios.

Y tú mañana.

Pero Jesús sigue vivo.

A pesar de morir en la cruz.

Y eso es algo que nadie olvida

Y el mundo extraña.         

ya no vivo como el hombre que te extraña. Cuando sé que apenas te conozco.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Poesía

To Top