Connect with us

La Poesia

La «Ceguera Moral», en Amores Líquidos: Ed. Circo de Extravíos.

Literatura

La «Ceguera Moral», en Amores Líquidos: Ed. Circo de Extravíos.

Hace unos días me llegó la preciosa edición de “Amores Líquidos”-Poesía para un mundo hostil, editado por Circo de Extravíos,  editorial fundada en 2018 por Carlos Asensio y Cecilia González Godino.

Agradezco infinitamente que me haya llegado este trabajo, cuidado, con ilustraciones  magníficas que realzan muchísimo el contenido de este libro.  Hay libros antológicos que expresan un contenido vibrante y contundente.  La imagen y la palabra se unen en un mismo formato para expresar una idea clara, breve, concisa y clarividente de lo que estamos viviendo y lo que significa estar limitados y bloqueados por una sociedad, carente de valores y cuya rutina se desvanece a pasos agigantados.

Es un libro de poesía, cierto. Pero a la par con un contenido sociológico, filosófico, lo que demuestra  (me demuestra o me reafirma) que la filosofía y la metafísica, la sociología es cercana a la poesía.  La poesía puede generar un comportamiento  y unos principios que lleva a la posición crítica y veraz de la realidad.

El lenguaje de la poesía y la belleza de la ilustración se unen como digo, en este libro,  partiendo de los principios de uno de los grandes sociólogos y pensadores del siglo XX Zygmunt Bauman:   el concepto de  modernidad líquida, sociedad líquida o amor líquido para definir el actual momento de la historia en el que las realidades sólidas de nuestros abuelos, como el trabajo y el matrimonio para toda la vida, se han desvanecido. Y han dado paso a un mundo más precario, provisional, ansioso de novedades y, con frecuencia, agotador. Un mundo que Bauman supo explicar como pocos.

Ese mundo líquido, ese mundo en constante evolución en torno a la precariedad, a la prisa, al consumismo, a veces una “irrealidad” que consume y destruye, es lo que genera la lectura de este libro.  Estamos acostumbrados a un tiempo veloz, seguros de que las cosas no van a durar mucho, de que van a aparecer nuevas oportunidades que van a devaluar las existentes. Y sucede en todos los aspectos de la vida. Con los objetos materiales y con las relaciones con la gente. Y con la propia relación que tenemos con nosotros mismos, cómo nos evaluamos, qué imagen tenemos de nuestra persona, qué ambición permitimos que nos guíe.

A través de los versos de autores tan reconocidos como:  Ben Clark, Ángelo Néstore ,Ana Pérez Cañamares ,Emily Roberts ,Yolanda Castaño, Hasier Larretxea ,Erika Martínez, Ignacio Vleming, Verónica Aranda, David Refoyo, Rafael Saravia, Ana Gorría, Pablo Monforte, Vicente Monroy, Sara Herrera, Peralta e Izaskun Gracia Quintana;  navegamos en la fragilidad, el miedo, el aislamiento  antes las relaciones humanas.  La derrota ante el amor, es una derrota personal que nadie quiere asumir y corremos como un loco para evitar su devastador resultado.  La misma necesidad de amor, de ser reconocido se ve frenado ante la posibilidad de amarrarse; sentimos que somos seres sociales y buscamos a los otros, somos seres emocionales pero no queremos demostrarlo. Ese es el pecado de esta sociedad líquida que expresa Bauman y que refleja los poemas de este libro.

 La sexualidad también, es el gran ingrediente. El sexo  es  la frontera que no deja pasar la vulnerabilidad del individuo. El sexo es algo vital en las relaciones humanas, pero es sobre todo la manera de no querer ir más allá: el placer del momento, del ahora sin pensar en el futuro. Si el sexo se entiende como una comunicación con el otro, un diálogo entre el amor, el alma y el cuerpo; en estos poemas vamos a encontrar la degradación de ese dialogo hasta llegar a una “masturbación personal” e instintiva. Amarse así mismo a través del otro sin pensar en el otro como algo esencial. ¿el sexo como objeto? Me debato en estas cuestiones a medida que entro de lleno en sus páginas.

¿Para qué el futuro? ¿Para qué sentir una vida que a veces no es apetecible?  El sexo, la virtualidad, la red, la distancia, el desapego, la ceguera moral, es un arma de defensa ante las inclemencias de un tiempo que ya no es nuestro. Tampoco nos importa. Nuestra vida acelerada, marcaba por la banalización de la cultura y el consumismo radical, está vacía de sensibilidad hacia los problemas de los demás. No hay solidaridad (aunque se nos llena la boca de ser solidarios y buscar  la justicia, la igualdad, etc).

Además, en algunos momentos la ética ya ha sido descartada como por ejemplo en política. La ética se ha debilitado tanto (líquida) que estamos ciegos y no vemos los problemas a nuestro alrededor. En su lugar solo nos importa el placer personal y el individualismo excluyente. La ceguera, como otras tantas cosas del momento presente, nos ha devuelto de lleno a la caverna:

“Yo no prometí  ser capaz de gestionar el desastre” –Yolanda Castaño.

“Supimos que el sexo no era contrario a la verdad de todos los invertebrados que celebran el olor a lo silvestre y cómplice”. – Rafael Saravia.

“No quiero ser normal, sí es normal el olvido”– Ana Pérez Cañamares

“Con egoísmo frágil  como papel de arroz,

eludimos  palabras…”-Veronica Aranda.

¿Y si rompemos esto-nos decíamos-

y luego volvemos  dulcemente a cosntruir?

Estábamos desnudos , estábamos furiosos

y queríamos llevarnos las sobras a casa “- Erika Martínez

He encontrado en los versos de Ana Gorría una verdad en todo lo que voy exponiendo que teoriza lo anterior:

“La carne es triste así

porque desaparece  y duele

como la guerra la carne es triste

es fiebre”

 (…)

La insatisfacción es genérica en el ser humano, otros de los principios que expresaba Bauman:

La sociedad contemporánea, en la que somos más libres que nunca antes, a la vez somos también más impotentes que en ningún otro momento de la historia. Todos sentimos la desagradable experiencia de ser incapaces de cambiar nada. Somos un conjunto de individuos con buenas intenciones, pero que entre sus intenciones y diseños y la realidad hay mucha distancia. Todos sufrimos ahora más que en cualquier otro momento la falta absoluta de agentes, de instituciones colectivas capaces de actuar efectivamente”.

Z. Bauman

El papel de la homosexualidad,  también está en este universo líquido. ¿La homosexualidad ha evolucionado hasta entrar dentro de esa normalidad social? Podemos pensar que sí, pero también me deja la duda en este libro: ¿aceptamos (supuestamente sí) la homosexualidad como algo socialmente (políticamente) correcto? Las relaciones con el mismo sexo también son líquidas, -mucho más- están navegando entre la aceptación,  “el salir del armario”, -entrar dentro de los canon social establecido-(formar una familia…) Interesantísimo el poema “Ensayos generales” de Ángelo Néstore  que da lugar a múltiples dudas, certezas.

  Realmente es un libro para pensar,  para explorar la poesía que en ella te encuentras. No solo para leer buena poesía.

 Cierro esta reseña con una frase de Diderot que en su libro Carta sobre los ciegos para uso de los que ven”  publicado en Londres en 1749, ya digería muchas ideas que encontramos en Bauman:

 “Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga.”

La sequía“líquida”está servida. Aún estamos a tiempo de matarla o seguir satisfaciéndola.

En manos del lector está la clave para cambiar. En manos de la poesía está hacernos conscientes de ella.

Isabel Rezmo


«Amores Líquidos»-Ed. Circo de Extravíos, 2019

web: http://circodeextravios.com/

https://libros.com/comprar/amores-liquidos/

Poeta. Prologuista. Talleres. Reseñas. Correcciones Isabel Rezmo, (Úbeda, 1975) Poeta, formadora, maestra, gestora cultural y prologuista. Miembro de varias asociaciones de escritores. Dirige y presenta el programa de radio "Poesía y Más" en Onda Úbeda; y colabora en la emisora universitaria en Jaén UNIRADIO en el programa "Desde Jayjan" del poeta Manolo Ochando. Realiza talleres de iniciación a la poesía en Ed. Primaria y Secundaria; y colabora en varias revistas digitales nacionales e internacionales. Coordinadora de los Encuentros Internacionales de Poesía que se celebran en Úbeda en el mes de junio. Sus versos han sido traducidos al rumano, armenio, inglés, hebreo, italiano catalán, portuguésy ruso en varios blogs y revistas literarias. email: isabelrezmo@gmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Literatura

To Top