Connect with us

La Poesia

Maldita feminista gorda y depresiva

Artículo

Maldita feminista gorda y depresiva

Maldita feminista gorda y depresiva

Maldita feminista gorda y depresiva

 

Paula abre esta auténtica joya que es “Maldita gorda feminista y depresiva” con la siguiente cita de la propia Paula Aguirrezabala

“Lo cierto es que nadie ha apoyado mucho mi literatura nunca

y este libro, en concreto, menos.

Así que no puedo dedicárselo a ningún ser amado o perdido.

Ni siquiera a mí; no me guardo demasiada estima

 Desde hace tiempo”

 

Desde luego si esto ha sido así, después de este libro estoy seguro que va a dejar de serlo, es más, antes de abordar el contenido de esta obra, diré que Paula es un ejemplo de fuerza y de talento y que su poesía tiene todos los matices que puede tener el mundo, todas las contradicciones del mismísimo mundo, que nos expulsa con la levedad que algunas veces puede tener una vida y al mismo tiempo nos aferra a la tierra con su absurda ley de la gravedad.

 

Este libro, se divide en tres partes, en tres Paulas que envuelven a otras muchas, tres bloques que han marcado la vida de la autora para bien, o para mal en la primera de ellas, nos habla de su enfermedad, nos habla de la depresión, nos la envuelve cómo lo hace con todo, con un negro directo y sin complejos sentido del humor, Paula te hace sonreír, baila contigo va explica lo que es la depresión desde puntos de vista tan diferentes y lo cuenta con tanta naturalidad que duele en poemas cómo Hermanicidio o la cresta del silencio, después de haber leído unos pocos poemas, la entiendes y si no lo hacías ya (yo tengo el lujo de ser su amigo y ya lo hacía) amas a Paula.

 

“No caigo bien a la gente, pero no caigo lo suficientemente mal como para caerle bien a los que les caen mal a todos.”

 

Siempre he detestado los libros de autoayuda y sin embargo , creo profundamente que hay libros que ayudan, que sanan, creo que habrá muchas personas jóvenes y no tan jóvenes, que vean en los versos de Paula  eso que siempre han sentido, eso que han querido gritar y no han sabido cómo hacerlo y creo que ver cómo paula se enfrenta a su dolor mirándole a la cara y desnudándolo, desnudándose les ayudará a enfrentarse al suyo propio, creo que la buena literatura te da herramientas, armas para enfrentarte al mundo, y este libro está repleto.

 

“Te escribo para decirte que estoy viviendo por todos aquellos que la depresión mató”

Una de las cosas que más me impresionan de este libro, es que es un libro escrito con un pulso joven, cómo su autora, pero con un alma absolutamente añeja, la copa que nos ofrece esta poeta tiene el poso de un vocabulario absolutamente rico, “Paula la de los poemas rimbombantes” afirma María López en el estupendo prólogo, el libro está lleno de referencias cinematográficas y literarias que no son para nada habituales en la poesía actual y es de agradecer un libro tan fresco y al mismo tiempo con un buqué tan exquisito.

 

“Incluso podría escribir

con la petulancia del trovador:

falsa y redundante,

parecer más inteligente de lo que soy

por encajar clavicordio,

Pentecostés

y alondra

en la misma enrevesada estrofa.

Pero en ningún poema me reconocería

como en ningún espejo me reconozco.”

 

Cómo decía unas líneas más arriba, se divide en tres bloques cómo en el nombre del libro, Feminista, gorda y depresiva, creo que en muchas partes del libro, la Paula feminista, interactúa con las demás, Paula habla con sus contradicciones, paula le habla a sus “yo” del pasado en carta de disculpas a la ex de mi ex”,  no solo está hablando a la adolescente de la que se burló, le está hablando a la chiquilla que fue, y no con un reproche, sino disculpándose con ella por no haber sabido lo que ahora sabe, que la ex de su ex no era su enemiga, sino su igual y que el enemigo común de las dos, un mundo sino una sociedad cruel y enferma que las destruye.

 

“Tú no sabes que me burlé de ti, Almudena. Pero lo hice y lo siento.

Siento haberte llamado gorda y reírme con tus amigos de ello. Además, ¿quién soy yo para hablar? El único motivo porque la sociedad me permite estar gorda es porque mido 173 malditos centímetros. ¿Esto qué significa? Que tus padres eran bajitos y te transmitieron un ADN de metro sesenta: todo es tan arbitrario que no sé cómo pedirte disculpas.

Quiero disculparme, en primer lugar, porque el chico con el que te diste tu primer beso, el chico con el que perdiste la virginidad, se avergonzase de ti. Ni siquiera logro imaginar cómo me hubiera sentido si algo así me llega a pasar. Eres una mujer valiente y fuerte por no haberte trastornado.

En segundo lugar, siento que él dejara de quererte cuando me conoció y empezase a quererme a mí. No tuvo que ser fácil para ti verme cogida de su mano, ver sus ojos orgullosos cuando le iba a buscar a la salida de clase. No te preocupes, a mí también me llamó gorda con sus amigos cuando lo dejamos. ¿No seremos más parecidas de lo que creíamos?

 

El espacio de este fanzine no me permite extenderme todo lo que este libro merece, y que demonios, comprad el jodido libro, que los escritores no viven del aire, yo puedo decir que he aprendido muchas cosas en esta lectura, que lo que habita la cabeza de Paula Aguirrezabala está lleno de luz de esa bonita de la que sale desde lo oscuro, quemando lo oscuro, que es un libro necesario, divertido, lleno de fuerza y que tiene poemas que me han dejado absolutamente helado cómo el durísimo Amourir

 

Gracias Paula por la amistad y por llenar de abrazos y sonrisas mis subsuelos.

Jorge Valverde

Músico y poeta afincado en Madrid, ha publicado los discos destrozos (2012) Bienvenido Mister Hyde (2014 Maldito records) y los libros subsuelo (2018 Ruleta rusa ediciones) y Alicia en el país de las pupilas dilatadas (2019 la poesía mancha), también ha coordinado multitud de eventos musicales y poéticos como la "jam de la sala maravillas" o el festival "la risa fresca" en alevosía.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Artículo

To Top