Connect with us

La Poesia

Porno en el supermercado

Poesía

Porno en el supermercado

A Munir, Pedro Andreu y Álvaro Lorite

 

No me importa cuándo pasas por el súper,

si el lector de puertas corredizas te detecta o ni siquiera,

tus opiniones del mercado me resbalan

pero sé que te atraviesa una extraña eternidad

para que puedas decidir

qué te llevas a tu casa

mientras te pones en la fila de recambios de los dramas,

y algo deja de ser sólo una idea

para convertirse en realidad.

Nada más bajar las escaleras puedes palpar el deseo

y leer sus etiquetas tez a tez,

cuero con cuero,

desgranando cada parte de la alquimia -de la suya, de la tuya, de la mía-

por su nombre

antes de acogerla en la frecuencia anatómica

de tu imaginario cotidiano

y piensas -sabes-,

sea lo que sea lo que quieres,

ya está, es conmigo

sin velar ni un sólo vello de la erótica

que esta sociedad que no se acaba todavía

ha hecho colectiva justo así.

Justicia, Paz, Italia, Libertad encarnadas en un bote de tomate.

Algunos de tus sueños se hacen realidad

de 10 a nueve y media,

-un universo paralelo-

el café comercial junto al de comercio justo,

un pasillo para la higiene,

un espacio para cosméticos con sus muestras,

más de cien tipos distintos de jabón

y junto al poema un stand lleno de pilas

chicles y verduras y artefactos en oferta.


«Yo quiero ser pollo» como dijo el buen don Álvaro Lorite.

Entretanto que liberas endorfinas

convertir cada conflicto emocional en carne de universo,

celebrar que quieres quitarme el envoltorio

y separar el hueso de mi piel

y poner a fuego lento mi figura mientras voy pillando el punto

-tal vez con sal, cebolla y ajo o acompañado de ensalada-,

hacerme tierno y digerible.

Yo quiero ser pollo”,

tu pollo concretamente,

exactamente igual que cualquier otro,

adaptarme a tu perturbación de lo externo cotidiano

el que vas a comerte esta noche,

el que ayer pensabas encontrarte,

el que quieres justo cuando pasas como un tren

sólo una vez

mientras caduco.

 

Si no sabes qué buscabas

no te vuelvas a casa

con el alma a rastras, vacía y alienada,

quiero ser lo que tú quieras,

quiero ser también tu pescado congelado,

yogurt, zumo, pan y mayonesa,

nuevas formas de sabores echos salsa

que te hacen salivar mientras los miras

antes de que duela desprenderse

del valor imaginario que se cambia por esfuerzo

para esto aquí y ahora,

coronando los cánones de tu identidad oferta a oferta.

 

Cómprame,

quiero ser tuyo

quiero que compres mi experiencia

y te atraviese una extraña eternidad efímera,

un sueño cumplido,

que pienses que este precio es un regalo,

que el consumo está estigmatizado pero lo borras con la boca

y resbala durante la comisura de tus labios

una parte de mi esencia

mientras gimes el placer de mí en idea

al verme almacenado,

que tu sueño está al alcance de tus manos y sólo tienes que cogerlo,

que robes si hace falta

para que pueda compartirme contigo.

Poeta y filósofo, redactor en la-poesia.es, campeón de Poetry Slam Málaga 2017 y del I Poetry Slam Intenazionale (Lecce). Ha publicado Para ti la razón para mí la belleza, La Plaga y Restos de un mapa. Fundador del Escaparate de Poesía, el Versódromo, Poetry Slam Cádiz, Poetry Slam Móstoles, Poetry Slam Lavapiés, Poetry Slam Sur y Ediciones Trasnochadas. Expresentador de Poesía en su Tinta. Facedor de más movidas. Sálvame Deleuze.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Poesía

To Top