Connect with us

La Poesia

Actualidad

Margarita

iDenTIdAD

Margarita es la musa de nuestro tiempo, una mujer que vive entre dos vidas siempre; lo lógico y lo absurdo, lo científico y lo espiritual. A veces, incluso muchas más vidas de las que podamos imaginar. Su corazón, su mente, cada dedo de su cuerpo y cada arco de su iris, distingue los sonidos como una identidad diferente de la anterior y la siguiente. Separa, desvanece y crea más tarde, o en el momento, su resolución, su “identidad indefiniblemente creativa” que avanza en la medida de lo posible con una alegría natural aún siendo consciente que la palabra es policía ablandando realidad con su lenguaje. Es flor natural e historia en el tiempo. Donde (como todos) alguna vez habremos llegado a hacer, o al menos, pensar, idear, y desear respirarlo. Es, simple margarita que a cada pétalo que lleva el viento, siente que se quiere,y que no se quiere, que todo es verdad, y falso al instante siguiente. Pero camina alrededor de su tallo, raíz, como por la tierra, o desde el aire mirándos ssin dejar jamás de moverse.

CARTa a MarGaRITa¡

Qué suerte más tonta haberte conocido Margarita! Es una pena que nunca se te tome en serio. Y yo, que mas que torpe soy malicioso, no llego a respirar el aroma que de ti me tiene embelesado. Soy circunstancial, efímero, simple, llano, un enfermo mental de tus pechos y las rotondas que ello me parece representar. Para lo grande que eres para mí y lo pequeño que consigo tenerte. Pero… te engañé. O nos engañamos. A veces pienso que fuiste más tú. Y ya filosofando hasta tu abuelo, el papa y la compañía de autobuses fue la culpable. Aunque, es posible que fueran los trenes. Sí. Ellos son famosos por ir a visitarte. Los autobuses son más de despedida. Pero ya no sé. Seguramente, y esto ya es una verdad surrealista, es que “fuera mi temor a perderte, el límite de mis pensamientos. Lo que nos unió.

¡La playa! Esas rocas tocando el asfalto en la arena…¡No puedo seguir! Son tantas cosas mediocres que prefiero pensar que fue todo lo demás. ¡Tú te mereces tanto! ¡Y yo soy tan poco! Con lo fácil que seria amarte tal cual eres y yo aquí pensando más de la cuenta. Pero ya no me conquistas como antes, ya te conozco. Y tú, que no lo sabes, – tan buena tú, siempre mirando las cosas positivas del mundo, eres tan inocente que te regalaría un chubasquero y creerías que tienes ganas de hacer pis. O peor aún, que es sólo para llorarte.- Lo nuestro fue un poco Sabinero, un amor de hielos en una copa dura lo que tarda en beberse. Porque aún en congelador acaban sin uso, desechados. Pero nuestro amor se consumó, y paso a ser parte del todo gran vaso de nuestras vidas. Ya no puedo tocarte. Porque te estoy tocando. No tan brusco como antes que dejábamos el ruido de la lucha de nuestros cuerpos por encontrarnos. No.  Ahora caemos, o subimos, ¡Nos movemos! Y cruzamos en los incontables besos que imitamos de esta gigante performance de nuestras vidas. ¡Qué gozo tan desmesurado, tenerte siempre aún sin esa estilada cuadratura que te daba forma! Ahora, voluble, eres viento y marea y yo la playa que espera tu regreso. Antes de dije que ya no me conquistabas como antes, y es verdad. Pero me hago bueno con el roce y de tanto tocarte ya igual me siento santo. Sin sentirme mal. ¡Que le voy a hacer! Si fuiste mi virgencita, mi quitamales, mi llavero de la suerte; Mi confidente. Ahora, de tanto hablarte, se me gastó el lenguaje. Sólo se inventar palabras como primaveras en otoñoinvernales para tener de que más contarte. ¡Tan difícil es decirte algo con sentido! Que me puse toda una vida buscando vivencias para algún día, cuando nos encontrasemos, narrarte. Para que luego, no te interesen más que las sirenas, con lo que sé de barcos y chalecos salvavidas.Por eso te engañé. No tengo ni idea de esos peces que enamoran marineros, ¿No te das cuenta de que si hubiera conocido alguna, estaría muerto por sus encantos y jamás te habría conocido, Margarita?¡Ves cómo eres inocente! Pero como quiero creer que eres buena, que todos tus puñetazos contra lo formal no son más que rebeldía de tus antepasados que luchan por escaparse de tu hermoso cuerpo. Margarita…

Continue Reading
You may also like...

ya no vivo como el hombre que te extraña. Cuando sé que apenas te conozco.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Actualidad

To Top