Connect with us

La Poesia

Una mañana fractal

Opinión

Una mañana fractal

¿Sabías que Schrödinger era hippie?

Una mañana, pocas semanas antes de dar a luz, estaba sentada en el sofá junto a mi marido y nos dimos un abrazo. Fue un instante que a mí me pareció tan inmenso como efímero, con una dimensión inabarcable por enorme o por pequeña, quizás como el presente mismo.

Mientras permanecimos así acurrucados sentía que él me abrazaba a mí, al niño dentro de mí y a ambos; que yo lo abrazaba a él, al niño, a mí misma y a los tres; que el niño nos abrazaba también a cada uno por separado y a los dos a un tiempo. Que aquella multiplicidad contradictoria de abrazos sólo podía superarse si se consideraba que, pese a las individualidades, un único abrazo que se daba una sola vez. Como una única conciencia abrazándose a si misma.

Cuatro años despúes, leí en “Mi concepción del mundo”, de Schrödinger, que probablemente así sea

Nací Aprendí a escribir Me rayé Me escondí Se me fue la pinza Escribí Me largué Seguí escribiendo Me casé Parí dos hijos Tiré todo lo que escribí Escribí otra vez Exploté

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión

To Top