Connect with us

La Poesia

Entrevista. Francisco Cenamor y la no tan nueva normalidad

Testimonio

Entrevista. Francisco Cenamor y la no tan nueva normalidad

Como cada mes, la-poesia.es hace una entrevista en bloque a diferentes plumas de todo el mundo. Procuramos preguntar por los temas que están más de actualidad y hacer también volar un poco la imaginación de las personas que entrevistamos. La entrevista se redacta desde algún lugar de Madrid, pero esta vez la gente que nos lee ha propuesto algunas de las preguntas.

Como bien sabéis, mientras el Coronavirus pierde fuerza en Europa y especialmente en España, se expande intempestivo por América. Hemos tratado el tema en otras entrevistas y nos interesan mucho que esto provoca en al relación con la realidad. Así que, vamos a ello.

1. Ha cambiado un poco la vida de todo el mundo últimamente, además los cambios de estaciones y el propio paso del tiempo, el denominador común de estos cambios es el Coronavirus. ¿Qué significa para ti el Coronavirus ahora mismo?
Es una especie de limbo, sin cobrar nada, dejando pasar el tiempo hasta que en julio pueda trabajar algo. Un paisaje bastante distópico que me deja perplejo ante la nueva normatividad llena de absurdos: puedes no usar la mascarilla si consumes en una terraza pero debes llevarla si quedas con amigos y amigas en la calle.
2. Al margen del coronavirus, ¿qué cambios ha habido últimamente en tu vida?

Al margen ninguno, todos han tenido que ver con él.

3. ¿Cuál es el siguiente viaje que tienes previsto? ¿Por qué?

Ninguno, prefiero no gastar los ahorros.

4. ¿Está poniendo luz a la consciencia? Explícate…
¿El coronavirus? En absoluto, cada cual sigue a lo suyo, la mayoría que quiere destruir el planeta lo sigue haciendo.
5. ¿Qué vas a hacer para que el mundo sea un lugar mejor en la “nueva normalidad”?
Seguir con mi austeridad para rebajar aún más mi huella ecológica ¿Que qué es eso? Pues si te lo preguntas es porque estás dentro de la mayoría que sigue insistiendo en destruir el planeta. Y de paso algo de agitación virtual, por desgracia no soy un activo activista.
6. ¿De verdad el parón sirve para mejorar?
Claro, díselo a Amazon, Google, las empresas del Ibex35 y otras grandes empresas, no veas como han mejorado sus beneficios. En cambio la mayoría está perdiendo.
7. ¿Cuánto tiempo nos queda?
Bastante poco, la verdad. No veo yo un gran movimiento social que vaya a frenar el desastre.
8. ¿Cuándo y cómo descubriste que hacer poesía era lo que te llenaba?
Pues la verdad es que tuve que esperar hasta los treintaypocos para eso. Ahora me da un poco de vergüenza reconocerlo, pero fue la película «El lado oscuro del corazón» la que me marcó el camino. Ahora, por supuesto, no se la recomiendo a nadie.
9. ¿Qué libro recomendarías para pasar un confinamiento? ¿Por qué?
Sin dudarlo, uno largo, de mil y pico páginas: «Viviendo mi vida», de Emma Goldman, se aprende mucho, es bastante entretenido y te ayuda a cambiar muchas concepciones sobre la realidad. Además es una figura histórica impresionante, fresca, crítica, autocrítica, honesta, combativa…, no hay mucho de todo eso ahora mismo.
10. Uno de los temas en boga últimamente, quizás porque si el relato se centra en este asunto se distrae de otros, quizás por lo llamativo, es la destrucción de estatuas en todo el mundo. Es un tema interesante. ¿Crees que las estatuas son arte independientemente de a quién representen? ¿Qué te evocan la destrucción y la retirada de estatuas?
Lo primero decir que no se han derribado estatuas al azar, quienes las derribaban tenían sus razones para hacerlo. Muchas de las estatuas, especialmente las derribadas, no pertenecen precisamente a la corriente de «el arte por el arte» sino más bien son «arte político», símbolos del opresor para dejar claro quien manda. No en vano la mayoría de estatuas abatidas eran de esclavistas o de invasores como Colón, no lo olvidemos. Y tampoco olvidemos que la mayoría de quienes ponen el grito en el cielo seguro que no lo harían si esas estatuas fuesen las de Lenin, Stalin o Sadam Husein, que en su momento también se derribaron y nadie las defendió como «arte».

Y respecto al derribo más polémico, la estatua de Cervantes o El Quijote, la Historia es así, muy a su pesar se han convertido en símbolos del colonialismo español, con ese colonialismo empezó todo. Creo que es necesario derribar muchas más estatuas.
11. Otro asunto que también está de actualidad es el turismo, estamos asistiendo a una crisis en uno de los sectores más importantes de las economías de Italia, España o Francia y estamos recibiendo un montón de publicidad para promocionar el turismo que incluye qué tipo de turismo tenemos que hacer y cómo tenemos que hacerlo. ¿Crees que el modelo de turismo ha cambiado para siempre? ¿Qué opinas del turismo cultural, qué experiencias tienes? ¿Quieres venir al Festival de Poesía de Gargüera?
Hay que acabar con el turismo, es una de las principales causas de degradación de los espacios naturales. Además, como industria es una de las más esclavistas, la que menos paga, la que más carga de trabajo echa sobre las trabajadoras, donde más se prodiga el trabajo sin derechos de ningún tipo. Además genera toda una serie de dinámicas económicas que hace desaparecer otro tipo de economías locales menos agresivas con el territorio y más beneficiosas para la población.
12. Y para terminar: ¿Qué giro de guión crees que nos depara este 2020?

Una revolución social en Estados Unidos

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Testimonio

To Top