Connect with us

La Poesia

FESTIVAL POETRY SLAM SUR

Poetry Slam

FESTIVAL POETRY SLAM SUR

La labor tras un escenario andaluz es la poesía como modo de vida.

Hace solo tres septiembres, me enfrenté a un escenario sacando de caóticos cajones los versos que acumulaba entre mi espalda y el pecho, como quien oculta una parte de su persona llamada alma, para ofrecer carcajada y hedonismo frente al Sol de la bebida juventud.

Conocí por esas fechas a Sergio Escribano, quien al oírme mal leer, me habló de la Slam Poetry, invitándome a recitar en un escenario lleno de gente con pizarras, y su amiga Ana (Gata Cattana) como poeta de cartel, con quien compartimos noche de charla y recibí consejos que se quedaron en la tierra como legado que hoy tanto guardo.

Desde entonces, este “poeta maldito” para quien no conoce su inmensa labor, no es solo promotor cultural, es maestro, compañero y cabeza de un movimiento que en Andalucía se ha convertido en una familia, opuesta a un aparente entramado de egos, siendo sólo libretas novatas, que luego fueron publicaciones sin complejos y libros como balas de ilusión en quienes un micro fue la suerte y oportunidad a un salto; en mi caso el de abrir la tierra con la frente y no volver a temer un foco, al descubrir que la poesía es la luz que me hace verlo todo.

Mi obsesión hasta entonces era solo el mar, quería ser farera de chica cuando la inocencia solo entendía de contemplar la belleza del silencio como modo de calma, cuando mis nervios me obligaban a enfocar un punto de atención. En la adultez, entendí que no es necesario vivir aislada en un faro para encontrarme frente a dios, es vivir rodeada y hacer de la poesía un modo de vida, junto a quienes comparten la misma verdad.

Este compañero, me ha presentado tantos nombres con versos en la voz y fuerza en la palabra, que tomé las tablas y las riendas, cuando aún me escondía del foco y me ahogaba sin pausas, ni ritmo, ni métrica, ni esperanza… No sabia perder, porque no sabía participar como me enseñaron los pupitres de la infancia.

Todo avanza, cada temporada tengo un sinfín de carteles a mi espalda, muchos y tantos con Escaparate de Poesía como sello y la mano de Sergio como empuje. Hace solo tres septiembres, llovía fuera de un viejo local y yo huía con ira hacia mi casa, me sonó el teléfono con su voz al otro lado: – Carmen, no puedes irte así, no consiste en ganar, escribes super bien, pero tienes que defenderlo con tu puta alma. Vuelve, no te vayas así… – Ese día volví, desde entonces he defendido mis versos en espacios que él ha conseguido: locales llenos de polvo antes de su llegada, centros sociales,  Ayuntamiento de Granada, Teatro García, Lorca, Palacio de Carlos V, Tabacalera de Madrid, la inmensa Térmica de Málaga… Así como en eventos paralelos a estas oportunidades, que al ir volando sola se abrían como la orilla frente al océano.

Cada temporada, se fortalece una entidad poética en la juventud andaluza, tierra que agradece el apoyo y la mirada de Escaparate de Poesía y la-poesia.es, (proyectos de Sergio), hasta la celebración de lo que el 2 y 3 será la Poetry Slam Sur, donde intentaré estar a la altura de la ilusión que nos une y disfrutaré con los 23 compañeros, de los 300 presentados en la totalidad de veladas celebradas, como resistentes a un micro, esa linterna que alumbra el camino correcto: No dejar de escribir, trabajar por la cultura e hilvanar nuestras vísceras con la fuerza de la palabra; único arma que nos une y nos enfrente ante la misma salvación.

Sevillana de 29 años residente en Granada. Sociología por azar, poesía por inercia. Confiesa que para ella leer poesía es ”tomarse un café con la infancia del poeta”; y es que sus versos están impregnados de recuerdos. Tiende a lo transcendental, a lo introspectivo, aunar pasado y presente. Ha ganado varias veladas de Slam Poetry en 2017 (en Granada, Málaga y Sevilla); consiguiendo hacerse con la final de Sevilla, pudiendo así representar a su ciudad natal en la Slam Nacional del pasado año. La pasada primavera obtuvo también primer premio en la Batalla de poesía escénica organizada por Actos Poéticos en el Ateneo de Sevilla. No tiene preferencias a la hora de espacios donde recitar, habiendo debutado desde el FIP y el Ayuntamiento de Granada a encantadores locales donde encuentra el calor familiar de sus compañeros granadinos con los que no se cansa de compartir cartel y cervezas . Algunos de sus poemas aparecen en varios fanzines (los últimos a la venta "Las bicicletas amarillas"y "La luna es sólo un adorno"), su blog personal está poco actualizado, pues es en la voz y el papel donde sus versos encuentran el mejor cobijo. Su primer poemario asegura que verá la luz antes de la primavera. No obstante, su mayor interés es improvisar y recitar sobre los escenarios, pues es donde está para ella el verdadero cierre del poema; en la liberación de sus versos con la voz.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Poetry Slam

To Top