Connect with us

La Poesia

Tuve que drogarme

Testimonio

Tuve que drogarme

Poesía

Tuve que drogarme

para sacarlo de mi alma;

desembozador de mierda

atragantada en mi garganta.

Tuve que drogarme

pero ya no sale nada

El cielo está nublado

pero la noche está estrellada

Inútil: como darle besos a un cadáver

Inútil: como hablarte de algo que no entiendes

Recitar es declamar

oratoria, tono y ritmo

Lo he visto:

los americanos sí que saben leer poemas;

pero no es el tono de mi voz

lo que quiero que te conmueva.

otros brazos son de goma

otros labios son de cera

¿cómo no voy a perdonarte

si yo a ti sí te quiero?

Me mentí a mí mismo,

como sabía que haría;

si lo sabía,

¿hasta qué punto es engañarse?

Sálvame de la muerte,

sálvame de la vida;

el fallo fue empezar a existir.

Tuve que drogarme

para sacarlo de mi alma

salió el gusano del cansancio

y me dijo ‘vete a la cama’

Remordimientos,
me muerden arañazos en el estómago

¿cómo no iba a perdonarte?

yo ya soy solo cansancio

Demasiado fumado

mi tranquilidad es falsa,

demasiado bebido

mi alegría es pasajera;

demasiado cansado

pídeme ser quien tú quieras

Tuve que drogarme

para sacarlo de mi alma

y lo que salió fue falso

porque el alma estaba muerta

los pedazos inconexos

son mordiscos en la acera.

la alimento con esmero,

pero se empeña en estar muerta;

duele más que su cadáver

intuir que está despierta.

¿Qué día ha de pasar para volverme viejo? ¿Qué pelo se me ha de caer para convertirme en calvo? ¿Qué neurona se me ha de morir para transformarme en imbécil?

1 Comment

1 Comment

  1. Bárbara

    23 abril, 2020 at 11:48 am

    Me encanta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Testimonio

To Top